martes, junio 13, 2006

V de Vendetta

Posted by Picasa


Me confieso culpable de escribir este post con un exagerado entusiasmo. Ese mismo entusiasmo con que un italiano llamado Marcelo Lippi impregnaba a su escuadra hasta que una "deseosa" morena entró en escena para robarle todas las palabras (claro está, salvo una). Soy culpable, como veredicto final, de dejarme llevar por la emoción, de saltarme los protocolos y escribir con el fervor provocado por un espectáculo mayúsculo escrito con V, también mayúscula, y de Vendetta. Es la reacción a la acción de la que habla el mismo V en un pasaje de la película en el que explica a Evey su razón de ser y actuar, en uno de los tantos reseñables que colocan al film de John McTeigue como la última gran sorpresa que me ha dado el cine. Una sorpresa poderosa en su forma y contenido, un inolvidable reencuentro con la pasión que provocan en mí las grandes historias cuando se cuentan bien, aquellas que te sorprenden cuando ya no crees en la sorpresa, aquellas que te devuelven la fe en el milagro del cine.

La venganza de este atípico ¿héroe? es una de esas grandes historias. Vaya por delante, el padre de la criatura no es un prometedor guionista ni un completo desconocido que sorprende al mundo con su original historia. Alan Moore ya era un reconocido guionista de cómic cuando retomó la idea iniciada por la revista británica Warrior, pero inconclusa debido al cierre de la publicación en 1984. Cuatro años después, Alan Moore y David Lloyd concluirían un cómic que fue publicado por DC y que ganaría una buena legión de adeptos con el paso del tiempo. Su historia revolucionaria y trasfondo político resultaron fascinantes, impactantes para el lector, y desde luego, revelaron a Moore como uno de los mejores y más originales guionistas de la historia del cómic (autor también de La liga de los hombres extraordinarios). Moore sabía contar historias, y sólo era cuestión de tiempo que le tocara el turno a V en la cola del cine. 18 años después, un segundón de esos que no hacen mucho ruido pero sí mucho trabajo, uno llamado John McTeigue, adoptó la historia de Moore y decidió que era la idónea para debutar con unos convenientes padrinos de apellido Wachowski.
Si bien sabíamos que medios no iba a faltarle a McTeigue, era una incógnita saber qué se podía esperar de su mano como director y más allá del apartado técnico. En la memoria aún coleaba el merecido éxito de otra gran adaptación del cómic a la pantalla llamada Sin City, y no era poca la responsabilidad de un realizador que, en cualquier caso y después de haber visto por primera vez V de Vendetta, no sólo se le puede felicitar por estar a la altura de las circunstancias, sino de superar con creces cualquier expectativa que se tuviera al respecto.

V de Vendetta tiene un poderoso efecto hipnótico sobre el espectador, haciéndole partícipe de una Inglaterra inmediatamente posterior a la III Guerra Mundial, gobernada por el totalitarismo más opresivo y castrador de libertades, donde el pueblo es la masa inerte y los informativos de la televisión única son meros aparatos de propaganda fascistoide. Un mundo con tintes de Orwell y su 1984 (atención a la referencia al 2+2=5) pero 13 años después, un escenario dantesco donde la libertad ha sido sustituido por el miedo tras un desastre biológico de consecuencias nefastas que obligan a pensar en la sumisión como el único sinónimo de seguridad. La figura de V surge como un ideal perdido en medio del silencio. Es el equivalente a la proclamación del caos, el desconcierto, la alteración de la, hasta el momento, conciencia tranquila del ciudadano, una voz que recuerda a la plebe que algo va mal y que habla tras la máscara de Guy Fawkes para acabar lo que él empezó (el 5 de noviembre de 1605, Fawkes intentó volar el parlamento inglés con el objetivo de asesinar al rey y hacerle pagar así por las leyes penales impuestas contra los católicos). No siendo nada casual la elección de este paralelismo pero tampoco coincidentes los objetivos de ambos personajes (V pretende derrocar el totalitarismo), la cita histórica rescatada sirve para poner en marcha el argumento de una película que pronto se revela no sólo como un ejercicio de indiscutible entretenimiento, sino como una auténtica elegía a la libertad y a la humanidad. V es un ser destrozado por su pasado y víctima de un mundo henchido de odio, y ahora ese ser clama venganza y justicia, libertad y anarquía, pensamiento y saber... palabras olvidadas por un pueblo aletargado que empieza a despertar con su inesperada función. V es un anarquista romántico que no anhela un triunfo heroico, sino que aspira a un mañana mejor.

Posted by Picasa


La obra de Moore encuentra en su adaptación otra gran obra que agiganta su importancia. McTeigue ha conseguido una película que apasiona desde el primer minuto y que consigue la reflexión, que llena sus diálogos de palabras inteligentes y los descarga de las absurdas frases de héroes al uso que tenemos harto vistos. La confección de un guión brillante, responsabilidad de los Wachowski, es sólo un aliciente más a una película que no le falta de nada y le sobra muy poco, con un componente político que muchas veces la hace espejo de nuestro mundo y que nos recuerda el peligro de la impasibilidad ante los abusos del poder o la manipulación de los medios. Conseguir además en el contexto de ese mensaje, desarrollar una película de acción capaz de emocionar e imprimir sensaciones con la mayor parte de sus escenas, es algo que está al alcance de muy pocos. V de Vendetta mantiene los ojos del espectador como platos, alucinado ante un producto de tanta calidad en su género y que además se complementa con un conjunto de buenas actuaciones entre las que destaca una Natalie Portman más madura que nunca en el papel capital de Evey (primera militante de la causa y amor de V), emocionando en su sufrimiento y convenciendo en su fuerza, desatada con los brazos apuntando al cielo bajo la intensa lluvia y bajo los emotivos compases de Dario Marianelli. Con buenos secundarios como Stephen Rea, Stephen Fry, o John Hurt se completa un buen reparto que está encabezado por un Hugo Weaving eclipsado por un personaje que, paradójicamente, le puede dar la inmortalidad sin haberle dejado mostrar su rostro. Tal vez sea una de las pocas que se echan en falta y que no ayuda a mejorar un final que resulta un tanto insípido con respecto a lo visto hasta entonces. Los minutos finales no acaban de rematar un producto que, ni mucho menos es perfecto, pero que funciona una excepción en el cine comercial, capaz de combinar inteligencia y entretenimiento con brillantez.

Por eso sólo una película así puede provocar ese entusiasmo, porque te reencuentra con la sorpresa y hace que durante dos horas se pare el tiempo, porque tiempo después sigues recordando fotogramas, imágenes que te hicieron temblar y devorar buena parte de la queratina de tus uñas, porque el buen cine se digiere con gusto y deja una digestión agradable, con ganas de repetir... y porque, por encima de todo lo demás, te hace creer que en ese cine aún hay sitio para las grandes historias.

"¿Querías matarme? Bajo esta capa no hay carne ni huesos que matar. Sólo hay ideales y los ideales son a prueba de balas"

"Nuestra integridad vale tan poco... pero es todo lo que tenemos, es el último centímetro que nos queda de nosotros, si salvaguardamos ese centímetro, somos libres"

"La anarquía es la ausencia de líderes, no la ausencia de orden. La anarquía conlleva una época de Ordung, de orden verdaderamente voluntario. Esta época de ordung comenzará cuando concluya el loco e incoherente ciclo de Verwirrung que vivimos. Esto no es la anarquía, es el caos" (Extraído del cómic V de Vendetta, de David Lloyd y Alan Moore)
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
V for Vendetta. Estados Unidos, Reino Unido y Alemania. 2005. 132'.
Dirección: John McTeigue.
Guión: Andy y Larry Wachowski, basado en la novela gráfica creada por Alan Moore y David Lloyd.
Fotografía: Adrian Biddle.
Montaje: Martin Walsh.

Música: Dario Marianelli.
Diseño de producción: Owen Paterson.
Dirección artística: Marco Bittner Rosser, Sarah Horton y Sebastian T. Krawinkel.
Vestuario: Sammy Sheldon.
Intérpretes: Natalie Portman (Evey), Hugo Weaving (V), Stephen Rea (Finch), Stephen Fry (Deitrich), John Hurt (Adam Sutler), Tim Pigott-Smith (Creedy), Rupert Graves (Dominic), Roger Allam (Lewis Prothero).
Puntuación: 8
Busca la marca de V pinchando por aquí...
http://www.labutaca.net/56berlinale/vdevendetta.htm (sobre la peli)
http://www.vdevendetta-es.com/ (página web España)
http://www.vforvendetta.com/ (página web USA)
http://www.guiadelcomic.com/comics/v_de_vendetta.htm (sobre el cómic)
http://www.guiadelcomic.com/autores/moore.htm (sobre Alan Moore)
http://es.wikipedia.org/wiki/Hermanos_Wachowski (sobre los hermanos Wachowski)
http://www.alohacriticon.com/elcriticon/article1527.html (sobre Natalie Portman)

16 comentarios:

Silver Sack dijo...

He de decir que a mí sí que me gustó bastante el final y me parece bien rematado y coherente con la película, aunque según tengo entendido el final de la novela gráfica (que no voy a desvelar) es más sorprendente.

También he de añadir que esta película en cine gana al menos medio punto más porque es una maravilla visual de principio a fin.

PD: Es mu bonita eh. Lleva a todo los niños.

o'fucking-k dijo...

Pues poco más que añadir no?

( sabes que llevaba media vida esperando que habalras de esta peli), FAscinante se queda corto, para mi el sorpreson del año. Yo tengo clarisimo que la votare mejor peli de 2006 pero sin pensarlo dos veces... eso si al final no sale the fountain este año, cosa que ya me pondría en duda.

Sobre el final, pues a mi me encantó y me emocionó... sobretodo ese crescendo con el sonido de las bombas, no me duele reconocer que se me escapao una lagrima de emoción ya que porque no decirlo gracias a ese final, salí del cine pensando que aun estabamos a tiempo de cambiar el mundo.

Lástima que esa sensación me durara 10 minutos....

Jordi dijo...

Supongo que lo del final va más por gustos, a mí hay tres escenas que me parecieron más emotivas:
1. La escena en la que Evey lee la nota que hay escondida en un agujero de su celda. La historia que cuenta esa nota, lejos de ser sensiblera, está muy bien contada.
2. Cuando ella sale de su prisión y abre los brazos mirando al cielo bajo la lluvia.
3. Esta es la que más me impresionó con diferencia. Aquí se junta todo, la pericia técnica, la mano de buen director y la capacidad para poner los pelos de punta. Hablo de la escena en que el detective interpretado por Stephen Rea le cuenta a su compañero qué es lo que va a ocurrir a partir de ese momento (es el paso previo al final de la película) como una sensación que ha tenido. Es mi escena favorita. Increíble.

Estoy de acuerdo en que es una maravilla visual, no me perdono no haberla visto en cine...

P.D.: Menos mal que en 10 minutos no te daba tiempo a llegar al Congreso de los Diputados :b

laura dijo...

Quiero verla! Sólo he leído el primer párrafo del post y antes no quería... pero ahora YA quiero verla. No he seguido leyendo para que no me desvelaras nada; soy un poco maniática con esas cosas.
De todas formas, me alegro que te haya supuesto una vuelta a la fe en el cine. ¡Miedo me da mirar la cartelera de esta semana!

Por cierto... ¿alguna idea?

Jordi dijo...

Yo también era escéptico respecto a esta película. Luego me hablaron muy bien de ella y, finalmente, me tengo que rendir a ella.

La verdad es que está muy malita la cartelera, se acerca la época dorada para la sección de Pablo... le he echado un vistazo a la cartelera de esta semana y aún así hay una alemana, una española y una tailandesa que pueden pintar interesantes. Ya veremos que elegimos... (Quedan dos programaaaas :S)

Silver Sack dijo...

Si queréis ir a ver la de Ultraviolet os doy mi bendición y la de Luc Besson

o'fucking-k dijo...

la verdad es que la escena de la que hablas del detective es una de las mejor montada.... me recuerda bastante al rollo de montaje de atracciones ....

que por cierto... espero que le den el oscar al mejor montaje al menos.

Esa última ficha de dominó que se queda de pie como metafora de Evey es letal

Jordi dijo...

Es impresionante. Las fichas de dominó cayendo, los disturbios que se suceden, los recuerdos que se mezclan, la imagen de Adam Sandler tras las banderas ondeándose, el ejército saliendo a las calles, la revolución... No tengo duda de que es la escena que más me gusta.

Como mucho, un oscar al mejor montaje será todo lo que se lleve. Que la academia ahora va de progre y nomina pelis de vaqueros gays, pero una peli sobre un terrorista anarca que intenta volar el parlamento de Londres... por Dios!Donde vamos a parar...

Anónimo dijo...

Bueno, llego tarde y nada que decir. Al igual que Laura, tampoco he leído la crítica. Es una película que quiero ver y de normal me gusta ir cuanto menos influenciado mejor... Pero vamos, todo el mundo coincide en que es una gran película.

Por cierto, ayer vi Heat, una gran cuenta pendiente. Robert de Niro y Al Pacino son muy grandes... (y supongo que te molará porque te pones nicks de ella, jajaja)

Aguiló.

Jordi dijo...

Supones bien, jeje. La vi hace poco por tercera vez y sí, son muy grandes. De todas maneras no diré nada más porque es un post que me reservo para más adelante :)

Sus dijo...

Simplemente... ME ENCANTÓ. Iba con muchas esperanzas al cine y cuando vi los créditos que desfilaban por la pantalla hubieran preferido quedarme sentada y disfrutar del espectáculo unas cuantas horas más.

Las frases y las maneras de V... eso, me dejaron sin aliento. Eso sí, tengo que verla en español porque siendo en italiano me perdí muchas cosas.

V y Mr.Smith, dos de mis personajes favoritos.

Sus dijo...

Donde digo 'hubieran' leed 'hubiera' :P

Jordi dijo...

Supongo que Mr. Smith será el agente Smith de Matrix, no Brad Pitt... ;) Yo la próxima vez que la vea intentaré que sea en Versión Original, me apetece escuchar a Hugo Weaving recitando sus frases, ya que no podemos verle la cara...

Sus dijo...

Jajajajaja! Obvio!

Sí... al principio de la peli se me hacía raro no verle mover los labios, pero al final, con la expresión corporal me parecía más que suficiente; de hecho me transmitía más...

Silver Sack dijo...

Un apunte Jordi. Inglaterra no está tiranizada por un cómico (por malo que sea) sino por Adam Sutler.

Jordi dijo...

Vaya, en la película entendí Adam Sandler :S No sé que sería peor... Pero vale, gracias por la aclaración.