domingo, junio 17, 2007

Harry el Sucio



Parece como si el bueno de Clint Eastwood siempre hubiera estado ahí. Si no siempre, al menos la mitad de vida del cine siempre contó con su presencia. Cuando en 1971 Eastwood dio vida al que sería su personaje más célebre (generó cuatro secuelas), lo hacía después de ya 16 años de carrera, después de los spaguetti western de Sergio Leone y de unos cuantos papeles mínimos sin siquiera derecho a acreditación. Eastwood aún no era perro viejo, pero sí perro curtido en mil batallas, y aprovechó un papel que antes de él había sido ofrecido a Frank Sinatra, John Wayne, Steve McQueen (quien poco antes había dado vida a Bullit) y Paul Newman. Una ilustre lista en la que Eastwood esperó su turno y salió ganador.

Ligeramente inspirada en el caso de Zodiac, Harry el Sucio enfrentaba al serial killer Scorpio (Andrew Robinson) y al expeditivo policía Harry Callahan (Clint Eastwood). Ambos son una proyección de otros dos personajes populares en el San Francisco de finales de los 60: el rol de Callahan se basa en la figura de Dave Toschi (Mark Ruffalo en Zodiac), y Scorpio en el del asesino del Zodiaco. Sin embargo cualquier parecido con la historia verdadera, (la fidelidad hay que buscarla en la película de Fincher), es pura casualidad. Don Siegel toma esa historia como punto de partida y la exagera, la agiliza y convierte en una película de acción trepidante, violenta y con pocas concesiones de cara al público, empezando por la resolución de algunas de sus subtramas (el secuestro y cuenta atrás para rescatar a la chica de 14 años no acaba bien) y siguiendo por su personaje principal. Esa es la clave del sorprendente éxito de Harry el Sucio: una emocionante cacería protagonizada por un antihéroe apodado "el sucio" por su tendencia a aceptar el trabajo sucio; un antihéroe peligroso y con un sentido de la justicia equivalente a la ley de Talión; un antihéroe marcado por su pasado que no duda en apretar el gatillo cuando la ocasión lo requiere.

Dejando de lado un personaje tan atractivo y al tiempo despojado de cualquier planteamiento ético que le haga más débil, Harry el Sucio sigue sorprendiendo más de tres décadas después tanto por su genial ejecución técnica como por su cuidada selección de exteriores. Es una película emblemática de la ciudad de San Francisco y sin duda una de las que mejor la ha retratado. Desde las escenas tomadas desde el aire buscando el detalle en las azoteas hasta la filmación de las calles y túneles más recónditos de la ciudad, durante la película tenemos la ocasión de conocer la urbe a lo largo de la cual tiene lugar el enfrentamiento Callahan-Scorpio. Tanto es así que la ciudad es la tercera protagonista de Harry el Sucio, y Don Siegel la mima desde el primer minuto con un sorprendente uso de grúas (la escena en la que Harry y la mujer de su compañero herido bajan por las escaleras de un edificio mientras la cámara los sigue desde fuera, de arriba a abajo y a través de las ventanas), observando desde la lejanía fachadas de edificios y la vida que transcurre en ellos (la vigilancia que llevan a cabo mientras buscan a Scorpio) y ubicando siempre la cámara en favor del dinamismo de la acción. Si la ciudad tiene una vida propia tanto como la de Harry Callahan, la cámara es en buena parte culpable de ello.

Constituida como una de las películas más influyentes del género policiaco, ofrece como su principal novedad un tipo que no se lleva bien con nadie, cruel con sus enemigos y anárquico para con sus jefes. Un personaje aparentemente simple pero cargado de matices (el cinismo, sin duda, es uno de ellos) que, junto a su letal Magnum 44, es centro de la iconografía de la película y el cine enmarcado en San Francisco, tanto como en su día lo fuera Frank Bullit y sus pistoleras.

"Sé lo que estás pensando, cerdo: si disparé seis balas o sólo cinco.
Te aseguro que yo también he perdido la cuenta.
Pero siendo este un Magnum 44, el mejor revólver del mundo,
capaz de volarte los sesos... ¿No crees que debieras pensar que eres afortunado?"

---------------------------------------------------------------------------------------
Dirty Harry. Estados Unidos. 1971. 102'.
Director: Don Siegel.
Guión: Harry Julian Fink, Rita M. Fink y Dean Riesner.
Fotografía: Bruce Surtees.
Música: Lalo Schifrin.
Producción: Don Siegel.
Intérpretes: Clint Eastwood (Harry Callahan), Harry Guardino (Al Bressler), Reni Santoni (Chico González), John Vernon (alcalde), Andrew Robinson (Scorpio), John Larch (jefe), John Mitchum (Frank DiGiorgio).
Puntuación: 7
Dirty links...
http://es.wikipedia.org/wiki/Harry_el_sucio (sobre la película)
http://www.alohacriticon.com/elcriticon/article741.html (crítica de la película)
http://www.alohacriticon.com/elcriticon/article1368.html (sobre Clint Eastwood)
http://www.sensesofcinema.com/contents/directors/04/siegel.html (sobre Don Siegel, en inglés)

2 comentarios:

GeekGangster dijo...

Un nuevo concepto en Radio y TV digital Por Internet



El Noticebrio de Lunes a Viernes de 15:00 a 16:00 (Noticiario)
Sangre Sudor y Lagrimas Lunes, Miercoles y Viernes de 16:00 a 18:00 y Martes y Jueves de 17:00 a 18:00 (Deportes)
Demasiado Tiempo Libre Martes y Jueves de 18:00 a 19:00 HRS (Onda Retro y Trivialidades, Cultura Pop, Kitch)
Adulto Contempo Miercoles de 19:00 a 20: HRS (Adulto Contemporaneo)
La Mona Viernes de 19:00 a 20:00 (Moda y Tendencias)
La Embajada de Nunca Jamas Martes y Jueves de 16:00 a 17:00 (Guia de entretnimiento infantil)



DAMEVISIONTV
GG

Anónimo dijo...

yuju