viernes, abril 18, 2008

Cinelandia: año IV

Supongo que debería escribir este post con cierta alegría y pensar que lo impensable se ha hecho realidad: que fuera capaz de mantener un blog durante tanto tiempo y demostrarme a mí mismo que la constancia existe en algún lugar dentro de mi desordenada cabeza. Hoy hace cuatro años que empecé este blog y lo celebro con cierto pesimismo cuando en los últimos tiempos lo he sentido morir un poco cada día. El interés que despertara algún día, evidentemente, no es el mismo que el que despierta hoy, y eso no es culpa de nadie más que de servidor. Por eso cada vez me cuesta más, ante el incesante flujo de películas que veo semana tras semana, ponerme delante del teclado de mi ordenador y aportar a la blogosfera un pedazo más de esta pequeña parcela de mi mundo que es Cinelandia, sentir que ese aporte sea algo poco más que un montón más de desinformación y cretinismo que hincha la red a diario. A veces escribo para creerme un compromiso conmigo mismo, demostrarme capaz de seguir hablando de cine y soñar con que un sencillo post tenga por consecuencia un debate sincero y emocionante; a veces escribo para alimentar la ilusión de poder, algún día, vivir del cine y para el cine con las letras como mediadoras; a veces, olvido por qué sigo actualizando este rincón.

Hace unas semanas fui al cine. La película era Rebobine, por favor (Be Kind Rewind, 2008) la última de Michel Gondry, ese al que algunos tildan de visionario del audiovisual, ese al que otros preferimos referirnos como un genio excepcionalmente puro y sincero.
Hoy quiero dejar de lado críticas, análisis y referencias de ningún tipo. Baste con decir que la película va de dos tipos que regentan un videoclub, dos enamorados del cine que ven el mundo en VHS y que, en los días inminentes del DVD, se dedican a hacer sus propias versiones de las películas que aprendieron a amar con rayas en la pantalla y cintas limpiadoras esperando en la estantería. Hoy sólo me quiero referir a dicha película porque ha revitalizado en mí las ganas de seguir proclamando mi amor por el cine. Es sencillamente inspirador ver a Jack Black y a Mos Def comprometiéndose a terminar en 24 horas una versión de Los cazafantasmas (Ghost Busters, Ivan Reitman, 1984) en un alarde de imaginación e ingenio. Pero es aún más valioso encontrar en nuestros días a un "visionario" como Gondry recordando nuestros días de videoclub, robando el corazón de todo un vecindario y robándolo por extensión al espectador que sabe de lo que habla. Quizás las generaciones que hayan nacido bajo el imperio del DVD y sus infinitos contenidos extras no entiendan que tiene de especial esta película. Pensarán que no es nada más que nostalgia. Y quizás tengan razón. Pero habrá sido suficiente para escribir un día más. Un post más.

6 comentarios:

moonriver dijo...

Todavía somos muchos los que disfrutamos con el CINE y preferimos ir a una sala para verlo en pantalla grande antes que bajarnos una versión de escasa calidad de internet.
No he visto la película de la que hablas,supongo que en España ni se habrá estrenado y si lo hace será en cuatro salas locas sin ningún tipo de publicidad. Pero eso no significa que el cine esté muerto y tu blog es una buena muestra de ello. Todavía hay gente que disfruta con las buenas películas, ya sean un estreno reciente o un clásico en blanco y negro.
Por mi parte,sólo decirte que me encanta leer tu blog por la pasión que demuestras al criticar y analizar las películas y por el acierto con que lo haces.
Y no te desanimes por la falta de comentarios. Por mi experiencia personal,hay lectores fieles que no comentan,pero que están ahí,aunque tú no los puedas ver.

xiriflus dijo...

Hola: no estés triste y anímate. Yo te he descubierto hace muy poco y ya me he "suscrito a esta fuente" :-)

Anónimo dijo...

Gonzov83 dice:

Enhorabuena por los 4 años como se dice: 4 more years! no?

Sobre la peli, la vi anoche en el Kinepolis de Valencia (moonriver apunta si eres de aqui, nose lo que durara en cartel (eramos 10 personas en la sala) y bueno la peli me gusto (Goudry me encanta) mas que la ciencia del sueño pero no tanto como olvidate de mi... la verdad es que es una peli que solo puedo describir como entrañable e inocente, y que si hubiera tenido mas homenajes de peliculas (la grabacion de cazafantasmas es impresionante) me hubiera hecho super feliz

Jordi dijo...

Muchas gracias a todos. Pues sí, la peli se estrenó el pasado día 11 en España si no recuerdo mal. Aquí ya llevaba un mes estrenada. Tal como ha dicho Gonzo, no alcanza el nivel de "Olvídate de mí" pero es un más que entrañable trozo de cine mirando a cine. Lo de Los cazafantasmas es absolutamente genial, pero la mayor carcajada la solté cuando vi como habían hecho el efecto de la sangre detrás de la cabeza en Boyz 'n the hood. Sublime...

P.D.: En verdad cumple 3 años, pero con este empieza el año 4. De todas maneras, muchas gracias otra vez :)

Sus dijo...

Entiendo perfectamente todo lo que has comentado en el blog. La pregunta intermitente de qué hago manteniendo esto vivo, la búsqueda del motivo de la pérdida de interés en los demás, el poco sentido que a veces nos parece que tiene escribir qué nos parecen las cosas. Pero, al final, siempre acabas encontrando "algo" que te lleva de nuevo aquí. En muchas ocasiones creo que está producido por el poder revisionar pensamientos anteriores. A mí eso me encanta. Otras veces porque vives (entendido en un sentido amplio, pero que en tu caso se reduce al cine) momentos que te llenan tanto que tienes que llevarlo hasta otro lugar, sacarlo y verlo a una cierta distancia de tí, materializarlo.

Quizá dentro de un tiempo los videoblogs acaben con los blogs tal como ha sucedido con el DVD y el VHS pero siempre quedaremos nostálgicos, que no somos más que una unión de pasión y "no resignación" en el tiempo.

Y aquí me quedo. Un beso!

PD: Ayer volví a ver "Eternal Sunshine of the Spotless Mind" y me volvió a matar. Esa película me puede. Esta noche espero ir a ver "Be kind, rewind" (sólo la hacen ya en los UGC). Ya comentaré qué tal!

Jordi dijo...

Pasa el tiempo y creas un vínculo con lo que escribes. Al final también es lo que eres, así que supongo que por eso acabas volviendo y volviendo. Así que supongo que de alguna manera, y como en la película de Gondry, también eres lo que es tu relación con lo que amas, y en ambos casos se trata del cine. Así que tienes que echarle imaginación y algo más para seguir demostrando y demostrándote que merece la pena.

Me ha encantado la comparación con los videoblogs. Lo que has dicho ha sido increíble, Sus. Muchas gracias, y espero que te encante tanto como a mí la peli.

P.D.: Me es difícil hablar de "Eternal Sunshine..." Creo que ninguna película ha conectado más con experiencias que haya vivido, o la manera en la que yo haya entendido el amor en un momento dado de mi vida. Siempre que la acabo lo hago con un nudo en la garganta.