miércoles, diciembre 22, 2010

Balada triste de trompeta

Balada triste de trompeta recupera ese choque entre la historia y sus monstruos que diera sus mejores resultados en Muertos de risa (Álex de la Iglesia, 1999), de la que ésta podría considerarse un corregido y aumentado que amplifica su esencia salvaje, brutal. Si en aquella Nino (Santiago Segura) y Bruno (El Gran Wyoming) significaban la crónica negra y desquiciada de una sociedad, en la nueva cinta de De la Iglesia, Javier/Payaso triste (Carlos Areces) y Sergio/Payaso tonto (Antonio de la Torre) abren sin concesiones la fosa común de un país traumatizado, en el que la cordura ya no es posible y sí la carnicería. Para el cineasta, la ficción es lugar para exorcismos generales y particulares, allí donde no existen las diferencias entre Lon Chaney, Francisco Franco y Ronald Reagan. Y es allí donde el circo se convierte en sinécdoque de una realidad desfigurada y alucinada a través de episodios insólitos: el asesinato de Carrero Blanco, la batalla a muerte en el Valle de los Caídos o Raphael cantando la emotiva Balada de la trompeta en la pantalla de un cine sumido en el caos.
Leer crítica completa en LaButaca.net
En la imagen: Cartel de “Balada triste de trompeta” – Copyright © 2010 Tornasol Films, Castafiore Films, La Fabrique 2 y Mikado Film. Distribuida en España por Warner Bros. Pictures International España. Imagen de la rueda de prensa por Pipo Fernández. Todos los derechos reservados.

2 comentarios:

L. Atienza dijo...

Haber si puedo verla un día de estos... Saludos!

MGM dijo...

Sin duda me he enamorado de esta película.Enhorabuena por el blog. Este es el mío, espero que te guste:
MGM-Films
Un abrazo, cinéfilo.