lunes, noviembre 21, 2005

Mulholland drive



Hay películas, secuencias, fotogramas, que pasan por nuestras retinas pero no llegan a alcanzar nuestra memoria en el final su viaje. Montones y montones de minutos residuales de cine que pasan con más que pena que gloria y se olvidan fácilmente. Pero hay otros que pasan a formar parte de nosotros, para lo bueno o para lo malo. Imágenes que chocan a gran velocidad y con gran impacto perturbando la predispuesta calma con la que visualizábamos esos momentos de cine, con consecuencias devastadoras. Algunos de ellos quedan por encima de un argumento, por encima de un esquema y cualquier previsión que pudiéramos imaginar. Y son estos los más peligrosos, porque son capaces de canalizar todo su poder en crear sensaciones a un espectador inocente e indefenso.
Angustia es la palabra que mejor define lo que sentí cuando vi Mulholland drive, una angustia indecible e insoportable que no recordaba haber sentido con ninguna otra película. Angustia pero también claustrofobia, oscuridad, dolor, silencio y la sensación de haber entrado en una pesadilla la cual me será difícil de olvidar.

Al acabar de ver Mulholland Drive no sabía decir si me había gustado o no. No había entendido nada, o había entendido muy poco. Desbordante de irrealidad por sus cuatro costados, sólo sabía que me lo había hecho pasar mal, muy mal y que me había metido sin saberlo en un experimento onírico de David Lynch en el límite del límite de lo demente y lo enfermo. Y sin embargo, quería volver a verla. No sabría explicar por qué, pero necesitaba meterme de lleno en su ultramundo e intentar una vez más componer un rompecabezas de increíble poder hipnótico. La falta de tiempo y la larga lista de espera me lo impide de momento (sólo de momento), pero de alguna manera soy consciente que he sido atrapado en la telaraña que tejió un día este excéntrico autor al que algunos les faltó tiempo para ponerle la etiqueta de "director de culto". He leído posteriormente reflexiones, reseñas, y blogs relacionados con Mulholland Drive que me ayudaron a descifrar este misterio que parecía irresoluble. Y nada más lejos, cada una de las piezas, cada momento y susurro, mirada, palabra, silencio, tiene su lugar y su función para conseguir dibujar un cuadro abstracto pero brillante que oculta un sentido tras su pintura y sus imágenes deformadas. Y es que la película de Lynch es ni más ni menos que eso, el cuadro abstracto que unos consideran una obra maestra y otros un bodrio infame.

Como anexos a mi ya trastornado subconsciente, como añadidos a mis miedos ocultos hay momentos que me marcaron y me confinaron hasta un estado de inquietud como no recordaba el sofá de mi salón en años de cine. Uno de ellos sienta en una mesa para cenar a los personajes que conforman el universo de Mulholland Drive. La torturada Naomi Watts ve como la tensión y la desubicación crece a su alrededor. Ve como su amor, Laura Elena Harring cae entregada a los encantos de Justin Theroux, con besos que se clavan como puñales. Ve como la rareza se apodera del ambiente y los silencios acompañan a frases asincopadas, tardías y sin sentido, la irrealidad se hace presente y raya lo absurdo para luego deformarse hasta lo angustioso, la tensión crispa y revienta cualquier viso de lo real como un espejo que se parte en mil pedazos y hace resbalar las lágrimas en la pálida tez de Watts.

El laberinto de Lynch está construído de sueños y desilusiones, de recovecos imposibles donde se esconden fantasmas y torturas en las que se pierde el espectador a través de la desamparada e ilusa Naomi o de los extravagantes personajes que se suceden ante nuestros ojos. La partitura de Angelo Badalamenti acompaña sin una nota de más a los movimientos de este surrealismo terrorífico protagonizado por unas actrices que, conscientes de ello, exprimen lo mejor de sí mismas. Tanto Naomi Watts como Laura Elena Harring saben convertir su desconcierto en el nuestro, así como Lynch sabe utiliza sus mejores tretas para hacer de la fascinación y la hipnosis las principales virtudes de su obra, una obra que le coloca en posición de creador brillantemente demente. Otra virtud no menos meritoria es la de demostrar que a pesar de lo que muchos puedan creer, no todo está inventado en el cine. Un cine que encuentra su lugar en este laberinto a través del Hollywood de las falsas ilusiones, en formas de una Rita Hayworth de póster a la que le roban el nombre y de la glamourosa Sunset Boulevard sustituida por la antesala de la muerte y amnésica Mulholland Drive. Pero cine, al fin y al cabo. Cine en alma y esencia.
------------------------------------------------------------------
Mulholland drive. Estados Unidos-Francia. 2001. 145'.
Director: David Lynch.
Guión: David Lynch.
Música: Angelo Badalamenti.
Fotografía: Peter Deming.
Montaje: Mary Sweeney.
Intérpretes: Naomi Watts (Betty Elms / Diane Selwyn), Laura Elena Harring (Rita / Camilla Rhodes), Justin Theroux (Adam Kesher), Ann Miller (Coco Lenoix), Robert Forster (Detective Harry McKnight).

Puntuación: 9
Lynch en la red...
http://www.labutaca.net/films/7/mulhollanddrive.htm (sobre la peli)
http://www.alohacriticon.com/elcriticon/article920.html (más sobre la peli)
http://www.ciao.es/Mulholland_Drive__Opinion_802090 (aquí tenéis una de las interpretaciones de la película)
http://clientes.vianetworks.es/personal/garry98/lynch.htm (sobre David Lynch)
http://www.alohacriticon.com/elcriticon/article1526.html (sobre Naomi Watts)
http://personal.telefonica.terra.es/web/totumrevolotum/2005_18_09.htm (sobre Laura Elena Harring)

12 comentarios:

laura dijo...

Rara de la hostia...

o'fucking-k dijo...

la primera vez que ves la peli sientes todo el desocncierto que has nombraod. Peor eso si, una vez la ves por segunda vez y comprendes de que va todo te das cuenta que realmente todo está muy clarito y que tiene una gran lógica.

Muchas veces se apela a que fue un episodio piloto para una futura serie para justificar algunas de sus presumibles inconexiones; como por ejemplo la escena de la cafeteria con los dos personajes que no vuelven a aparecer. Más de una vez colegas me han dicho, no, es que como era una serie esos personajes serian desarrollados despues... pero esto es totalmente incorrecto... la pelicula tiene un principio y un final y todo queda bien atado, incluso esa escena tiene una lógica aplastante.

Lynch sin emabrgo nos deja algunos puntos a nuestra libre interpretación, pero no dejan de ser circunstanciales..es decir... en el fondo no importa mucho si era todo un sueño o simplemente era la vida que pasa ante tus ojos en el instante antes de morir... es lo de menos..pero sirve para crear mayor desconcierto.

Y bueno cuando ordenas todo, qué nos queda?.. pues una sátira dle mundo de holywood, una crítica mordaz y sofisticada llena de guiños y chistes de lynch ( el productor que escupe el cafe en la servilleta). Una manera diferente de hacer crítica social que se empareja con el estilo de palahniuk... Una manera de hacer critica social huyendo del realismo ....

En definitiva, la obra de Lynch mejor resuelta ( si obviamos Una historia Verdadera) y que viene a cerrar el camino que abrió ocn Twin Peaks , mejorando los instrumentos que puso en practica hace ya casi 20 años....

IMprescindible.

Jordi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jordi dijo...

Sin embargo es uno de los puntos inconexos sobre el que aún no he encontrado la explicación: Los dos hombres de la cafetería y el personaje de pesadilla que surge de detrás de una esquina.

o'fucking-k dijo...

pues según lo que yo entiendo:

Si te das ceunta en las últimas escenas, cuando se ve que ella contrata a un tipo para que se cargue a la pava ( en la vida real) ella se gira y ve en la cafeteria al que luego muere dle susto que se da cuenta de lo que etsá haciendo ella. Bien, pues simplemente, la escena de la cafeteria, representa el deseo de matar a ese personaje que ha visto anteriormente ocmo ella pagaba a un asesino a sueldo....

es lo mismo que pasa ocn el director de cine, Como ella se muere de celos, en la priemra parte d ela película (que es el sueño de ella) nos muestra al tipo como un ser puteado por su mujer, por los prodcutores etc... es decir.. se representa el desoe de la prota de hacerle daño...

vamos.. eso es lo que yo entiendo...

laura dijo...

Una historia Verdadera... otra rara.

Jordi dijo...

Tendré que verlo sobre el terreno, pero parece tener su lógica...

manel dijo...

Lynch es uno de los directores que más me está llamando la atención últimamente. Después de un par de años de búsqueda encontré EraseHead [que esa es otra...]. Terciopelo Azul es un film que no pude acabar de ver, tenía una sensación muy rara. Por otro lado tengo pendiente Carretera Perdida, algunos me la han definido como la más rayante.

El caso es que Mulholand Drive me encanta. No entiendo nada, es cierto y lo reconozco, pero es que tampoco trato de buscarle la lógica. Es una película que te absorbe sin pizca de sentido. Elementos como la caja morada, la secuencia de la cafetería, la risa de la tía, el cara-deforme que va en silla de rudeas, todos ellos son molestos y puede que chirriantes PERO no vamos a dejar de ver el film por eso. Lynch logra pegarnos a la butaca con aquellos elementos que tendería a hacernos saltar de ésta.

Personalmente la secuencia que más me impactó fue aquella que se desarrolla en un teatrillo todo él tapizado de rojo. Donde estamos viendo una actuación en la que el se nos avisa de que todo es una ilusión. Entonces una mujer canta una canción en español y a mitad actuación se desploma pero la música sigue. Es el hilo musical lo que queda, todo ha sido una ilusión. Esta situación en adición con los primeros planos picados de ambas protagonistas que sólo Lynch y esclusivamente Lynch sabe hacer tan bien hace que te quedes totalmente HELADO. En ese intante pienso que el mismísimo Lynch vendría y te diría "eres tonto, si te lo he dicho nada más empezar la secuencia, todo es una ilusión. Pero no, tú te vas a sorprender y yo lo voy a conseguir una y otra vez con aquello que menos te esperas (y para recochineo, te voy a avisar en todo momento)". Me encanta.

Jordi dijo...

No suelo hacer esto, pero quiero citar el comienzo de una crítica que he encontrado por ahí y que me ha gustado:

Rescatada de los rincones más insondables del universo onírico, "Mulholland Drive" es una película para disfrute de aquellos que alguna vez se han levantado sobresaltados de la cama fascinados por un sueño que se ha esfumado en tan sólo un instante, y cuya aspiración es poder algún día retener ese mundo fascinante para repasarlo una y otra vez, analizarlo y complacerse de la complejidad del cerebro humano.

o'fucking-k dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
o'fucking-k dijo...

una de las cosas que más me gustan de la puesta en escena de un mundo onírico..es el intercambio de papeles de persoanjes...

cuantas veces nos ha pasado que ponemos en roles diferentes a algunos personajes?... esto ocurre en la película y me parece asombroso.

Pero como ya he dicho..creo que en realidad, la tama no tiene ninguna complicación.

Spoiler:










una chica llega a holywood pensando que puede comerse el mundo... ella no consigue triunfar, pero su amada si lo hace y ademas cae rendida ante el director de la peli. La chica inocente no soporta la situacion y se suicida.



La película pues estaría dividida en dos partes, una primera que sería el sueño de naomi watts y que acaba cuando las dos protasgonistas son absorbidas por la caja azul. A partir de aqui, el vaquero entra en la habitacion y le dice; venga es hora de despertarse.

A continuación emieza la segunda parte, que representa la realidad y que nos muestra las claves para entender las pasiones ocultas de la prota...


sin duda; toda una obra de arte, pero a la que creo que hay que buscarle sentido, sino, solo sería un camelo.

Andrea Pérez Ulloa dijo...

¡Qué película! al ser un Thriller psicológico me ha tenido al pendiente de los pasos de Lynch y de su gran obra , creo que es de las mejores películas de ese estilo que he visto. Me gustó también la actuación de Justin Theroux excelente actor y que ahora está actuando para la serie The Leftlovers, esperemos mucho de él :p