jueves, mayo 04, 2006

Un domingo cualquiera

Posted by Picasa


Toca confesarse. Es hora de escribir sin sorpresa y con un rato más de entusiasmo. A veces ante la avalancha de películas pendientes que van acumulando polvo en mi estantería o sumando gigas de forma indiscriminada en mi ordenador no te queda más remedio que dejar de decidir para darte el gustazo de volver a ver otra por la que no sientes más que debilidad. El título Un domingo cualquiera me sigue resultando atractivo aun obviando lo que sigue después, también escrito en una vieja cinta de VHS.

Poner a prueba a Un domingo cualquiera no es fácil. Se trata, desde el principio, una película mucho más grande de lo que aparenta, ocultando su importancia tras una máscara de espectáculo y derroche visual. El cine no se ha prodigado hasta la fecha por contar con grandes películas centradas en el mundo deportivo. Dejando de lado el boxeo, en el que sí han habido cumbres y buenas películas, los deportes de equipo no han encontrado, por lo general, una fórmula que aunara la calidad y el espectáculo con mayúsculas. Un domingo cualquiera es exactamente eso. Una película grande en metraje y con una ambición desmedida, partiendo de un director que siempre lo es (ambicioso), un Oliver Stone que aquí vuelve a su estado de gracia.

La historia nos lleva hasta Miami, donde los Sharks, dirigidos por Tony D'Amato (Al Pacino) desde hace casi tres décadas han encadenado una racha de malos resultados que les podría llevar a perderse los play-offs. Para colmo, su quarterback Cap Rooney (Dennis Quaid) se lesiona de gravedad a pocos partidos para la conclusión de la liga y su sustituto, Willy Beaven (Jamie Foxx) resulta ser un engreído rebelde que hace caso omiso de las ordenes de su entrenador y antepone su éxito al del equipo. Los problemas del equipo llegan, además, en el peor momento: Christina Pagniacci, co-propietaria y presidente de los Sharks (Cameron Díaz), descontenta con el rendimiento del equipo, pretende despedir a D'Amato la temporada que viene y, con él, algunas de las viejas glorias del equipo. Si bien estos son los personajes principales, la película de Oliver Stone se caracteriza por no olvidar ni uno solo de todos aquellos que envuelven el entorno de un club de fútbol americano, su afición o los medios de comunicación. Desde el médico sin escrúpulos interpretado solventemente por James Woods hasta el comentarista que se sienta domingo tras domingo en una cabina a retransmitir (Oliver Stone), pasando por la joven prostituta que ofrece sus servicios al viejo entrenador, el alcalde de la ciudad o el poderoso co-propietario de la franquicia interpretado por Charlton Heston. Uno de los méritos de Un domingo cualquiera es tratar a todos ellos como parte de un mosaico cuyo único objetivo es el de resaltar la pasión que rodea un domingo de fútbol, un deporte que para Stone es una guerra sobre el césped, Vietnam, diría él. Los pararelismos con la guerra son tan abundantes como con la vida misma "Todo por una pulgada", dice D'Amato a sus jugadores, a sus pupilos deseosos de salir al campo a dejarse la piel porque es lo que mejor saben hacer. Una horda de guerreros, de salvajes con vidas intoxicadas fuera del campo por la corrupción, el sexo y las drogas, pero convertidos en héroes durante el tiempo que corren esas yardas en busca del touchdown.

"En un domingo cualquiera vas a ganar o a perder. La cuestión es: ... ¿puedes hacerlo como un hombre?"

¿Exaltación de la hombría? ¿Golpe de efecto? No es de extrañar que a la película de Stone se le haya tachado de pretenciosa, porque realmente lo es en buen trozo. Sin embargo cuando esa pretensión se corresponde con un resultado tan notable, no queda más que disfrutar de uno de los mejores trabajos del realizador. Ya no sólo por lograr una película emocionante como pocas, sólida e impresionante, sino por hacerla aún más grande dando una lección de montaje, iluminación y tratamiento de la cámara. El ojo que observa los jugadores impactar como trenes desbocados en el campo es tan nervioso, tan excitado como ellos mismos, es una cámara que nos lleva a una y otra punta del campo en cuestión de segundos, que ve a D'Amato rugir como un león para luego fijarse en uno de los espectadores peleándose con la mascota, o el recadito que le deja un jugador de los Sharks a uno de sus contrincantes con el juego detenido. Ese frenesí se corresponde con el tiempo del partido y lo hace apasionante, con ralentizaciones, primeros, primerísimos planos de los cuerpos chocando, el balón volando mientras las manos intentan alcanzarlo por la parte inferior del plano, o las miradas cruzándose y precediendo a una tormenta de sufrimiento. El apartado técnico también alcanza la perfección en los sonidos, en una iluminación cuyo trabajo se deja ver en la escena del partido bajo la lluvia o salpicándola de acertados detalles como el de dejar en pantalla el marcador o tiempo del partido mientras la película salta a una escena paralela.

A todo esto se le suman los habituales puntos de calidad que siempre da Pacino allí donde aparece, acompañado con un Jamie Foxx que ya dejaba ver lo buen actor que iba a ser o un Dennis Quaid que vuelve a demostrar que cuando quiere, puede. Cameron Díaz o Mathew Modine se encuentran, sin embargo, uno o dos escalones por debajo que sus compañeros de reparto, y es que no es fácil cuando entre ese elenco se encuentran secundarios de tanto peso como Ann-Magret (la madre borracha de Christina) o un Charlton Heston que recibe un justo homenaje en forma de Ben-Hur. Todos ellos aparecen introducidos en la historia, en la película de Stone, de forma explícita, sin preámbulos ni introducciones: desde el primer minuto nos da la impresión que D'Amato lleva ya una hora ante nosotros y ya le conocemos, y eso no se puede señalar sino como una virtud. Es inevitable descuidar algunos personajes más que otros, pero todos tienen un espectro mayor o menor en la película que acaba siendo fundamental para la visión global que Un domingo cualquiera nos da de la vida y el deporte. Una visión que, al final, resulta un poco menos interesante por culpa de una innecesaria (o cuanto menos, excesiva) moralina exaltando el trabajo en equipo por encima del individualismo. Ese abuso se hace patente en el algo forzado cambio de actitud final de Willy Beaven, pero no es suficiente para desmerecer Un domingo cualquiera, aunque sí para evitarle rozar un nivel sobresaliente.

Intensa, apasionante e hipnótica... Es en definitiva, una película genial que, incomprensiblemente, pasó desapercibida en los cines españoles y que cuenta, entre sus curiosidades, el haber recibido la negativa de la NFL a colaborar aduciendo el punto de vista negativo que su director proponía sobre este deporte. No son pocos los dolores de cabeza que (pese a su declarado patriotismo) Oliver Stone ha dado a América. Pero este, sin duda, es uno de los mejores.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Any Given Sunday. Estados Unidos. 2000. 162'.
Director: Oliver Stone.
Guión: Oliver Stone, Daniel Pyne y John Logan.
Música: Robbie Robertson, Paul Kelly y Richard Horowitz.
Fotografía: Salvatore Totino.
Montaje: Tom Nordberg, Keith Salmon, Stuart Warks y Stuart Levy.
Diseño de producción: Victor Kempster.
Puntuación: 8
Un día cualquiera te puedes pasar por estas webs...
http://www.filasiete.com/unsundaycual.htm (crítica de la peli, algo menos positiva)
http://futbolamericano.supaw.com/juego.htm (un cursillo rápido sobre fútbol americano)
http://www.zinema.com/pelicula/2000/undoming.htm (más información sobre la peli)

42 comentarios:

Anónimo dijo...

Gran película. Hace mucho que la vi, pero es de esas películas que no me importaría volver a ver.

En fin, se me hace dificil recordar detalles, pero sí recuerdo el buen sabor de boca que me dejó. También creo que al final te das cuenta de que es una gran crítica al deporte. Para mí no va sobre el deporte, sino sobre los negocios, que es en lo que se ha convertido el deporte profesional desde hace algún tiempo.
Gran Al Pacino y Jamie Foxx. Aunque sí creo recordar que Cameron Diaz hacía un buen papel de mujer decida-autosuficiente, con la que nadie podrá, parecía creíble o eso creo recordar (aunque es difícil estar a la altura de tal reparto). Creo que es uno de sus mejores papeles (aunque es cierto que esto no es difícil).
En fin, me gustaría volverla a ver.

P.D. - Por cierto, no has comentado la escena tan grotesca del ojo. Creo que es una de las escenas más recordadas del cine, jaja.

Aguiló.

Jordi dijo...

Desde luego,lo del ojo no se te olvida nunca...

Sobre Cameron Díaz, está por debajo de los demás, pero diría que está salvable. Mathew Modine (el que hace de coordinador de ataques) posiblemente sea el más flojo. Pero por lo general, no hay nadie que desentone demasiado.

leanordjackson85798033 dijo...

Get any Desired College Degree, In less then 2 weeks.

Call this number now 24 hours a day 7 days a week (413) 208-3069

Get these Degrees NOW!!!

"BA", "BSc", "MA", "MSc", "MBA", "PHD",

Get everything within 2 weeks.
100% verifiable, this is a real deal

Act now you owe it to your future.

(413) 208-3069 call now 24 hours a day, 7 days a week.

Jordi dijo...

Claro, claro...

manel dijo...

Jejejeeje.

Me llamó mogollón la atención esta peli. Lo que pasa es que no la he visto entera. Es largisima y con publicidad se hace eterna. La fotografía es salvaje.

No me acuerdo que es lo del ojo, pero se ven un par de drenajes que me dan un yuyu...

Al Pacino: ESPECTACULAR. Hace poco vi Scarface y joder, menudo actorazo.

Jordi dijo...

Esa es otra de las que tengo pendientes. Siempre ha sido uno de mis actores preferidos, así que poco más que decir...

Sus dijo...

Scarface y Carlito's Way... peliculones. A Brian de Palma también le gusta, también.

Jordi, has visto 'La Haine', de Mathieu Kassovitz? Si no, te la recomiendo. A mí me pareció magnífica.

:)

Jordi dijo...

Pues no... El otro día deseché "Los ríos de color púrpura" en favor de "House", así que no he visto nada de Kassovitz, pero ya he puesto la mula a trabajar...

P.D.: A ver si el Leonard Jackson ese va a ser de la SGAE...

Sus dijo...

Y puesta ya a poner cosas que no vengan al caso... te dejo este link: http://www.cinematografo.it/Trailers/00004821.html

Es el 'anti-trailer', no?

Jordi dijo...

Raro, el tráiler...

P.D.: Estoy empezando a engancharme peligrosamente a series. Este fin de semana me he papeado unos cuantos capítulos de Lost y House :S

Charly dijo...

Yo me enganche a Lost en italiano, pero despues del 4° capituolo dejaron de echarla. Y el otro dia me di cuenta de que la ponian otra vez, pero ya he perdido el hilo. Y aparte, estando de erasmus es dificil estar todos los lunes x la noche en casa, asi que cuando llegue a espanya me la intentare bajar.

Respecto a Un domingo cualquiera, tambein me parece una gran pelicula. Aunque por encima parezca una pelicula mas de las tipicas sobre el futbol americano, no lo es, esta muy por encima de todas estas. Y es cierto, la escena del ojo es mitica. Exajerada, pero mitica.

Sus dijo...

Lost... qué vicio. Yo me descargué aquí el primer capítulo y cuando acabé tenía las uñas clavadas en el sofá. No, me refiero a que desde el primer capítulo me pilló y ahora me toca esperar a que me pasen un DVD con el resto de capítulos.

De 'House' ni idea... qué tal es?
(esta construcción sintáctica siempre me ha hecho gracia :S)

;)

Jordi dijo...

Pues está bien, es una serie original y divertida, que gira en torno a un protagonista, el doctor House, que es uno de los mejores personajes creados para una serie: cabrón, retorcido, ácido, satírico... en fin, que la serie merece la pena sólo por él y por los diálogos inteligentes que tiene, que es lo que la diferencia de la típica serie de médicos. Sin embargo, cada capítulo es un caso médico (lo que tiene su lado positivo porque no hace falta seguirla capítulo por capítulo), y al final eso limita un poco las posibilidades de la serie. Pero bueno, tampoco puedo hablar mucho porque llevo 4 capítulos vistos (al igual que Lost)

Anónimo dijo...

Bueno, para dar la otra visión sobre House...

Es como si metes a los de CSI en un hospital. Capitaneados por un tio que en la vida real todo el mundo desearía su muerte pero que en la tele queda muy simpático. Se trata de resolver los casos más raros vistos jamás y que por supuesto nuestro amigo House, que es más listo que Grisom de CSI (y mira que era díficil), acertará al 4 o 5 diagnóstico. Porque la serie dura una hora y no se puede terminar tan pronto la cosa. Para culminar el espectador asistirá a mil análisis y diagnósticos, con todos los términos médicos posibles, sin entender nada de lo que pueda tener el paciente. Pero eso es lo de menos, allí nadie entiende nada menos House, que lo sabe todo, y para que pedirle más a la serie. Total, si al final los cura. Como para quejarse...

Aguiló.

BlitzKrieg dijo...

Veamos... no he visto Lost, y no creo que lo haga.

Eso por una parte.

Por otra... sobre House (aquí ya Un domingo cualquiera se la suda a todo el mundo...). Hoy he visto mi primer capítulo porque sois unos pesaos (cada uno que cargue con su parte de culpa)... y voy a comentar un par de cosas.

Estoy bastante asqueado con las series en general, me da igual que sean españolas o americanas, muy pocas consiguen que no me aburra.. A lo que vamos, House... Estoy de acuerdo con lo que dice Aguiló, es un CSI a lo graciosillo que, para hipocondríacos y paranoicos de mi nivel es poco aconsejable (de entre mi odio a las series, las de los hospitales se llevan la palma).. Pero bueno, es diferente y tiene su punto.. pero creo que baja muchos enteros cuando deja de aparecer el tipo...

Jordi dijo...

"Es como si metes a los de CSI en un hospital"

Esa es la parte que no me gusta de la serie...

"...Capitaneados por un tio que en la vida real todo el mundo desearía su muerte pero que en la tele queda muy simpático"

Y esa es la parte que me gusta.

Sus dijo...

Yo hace bastante que dejé de ver series. Por un lado porque esperar 7 días para ver qué pasa le quita la gracia (aunque sea el rasgo fundamental de una serie) y por otro porque o prefiero ver películas, o trabajo o me paso las horas en el PC.

Creo que la forma de consumo de las series ha cambiado. Se han puesto de moda estas series, tipo 'Lost', en las que te tragas toda una temporada en cuestión de días y se convierten en una macro-película que ni los guionistas saben dónde acabará. Y la verdad, no sé si esto es bueno o malo. O si 'es' simplemente :S

PD: Jorge, siempre te quedará 'Friends'.
PD2: Yo también tengo especial aversión por las series como 'Hospital Central', pero la frustrada ilusión de mi madre por ser médico/enfermera/auxiliar de clínica hace que la tenga de fondo alguna que otra noche.
PD3: Qué hago hablando sobre las ilusiones frustradas de mi madre? o_O

o'fucking-k dijo...

Hombre, pero Lost es posiblemente la mejor serie que se haya hecho nunca, porque la verdad es que es mucho más coherente que por ejemplo Twin Peaks.

El trabajo de actores es sublime, llegan a emocionar cosa que en muchisimas películas ya no pasa.
Ademas el formato serie le viene al pelo porque la construcción psicológica de lso personajes es mucho más compleja que la de una película.

A parte, Lost llega un momento que el tema de lo que ocurre en la isla es secundario y se basa mas en las relaciones entre personajes y en la construcción de los mismos.

Simplemente me parece un milagro que pueda existir una serie como esta y me parece doble milagro que el guion de cada capitulo se escriba en 4 dias y que salga esto... letal.

Además J.J.Abrams ha demostrado que es uno de los nuevos directores con más talento; lo demostró en Alias, lo demostró en Lost y ahora ha puesto el broche de oro con su version de Mision Imposible 3..... donde llega a copiar plano a plano el final de la pelicula con el final de un capitulo de Lost.

GENIO

Ctrl_Alt_Supr dijo...

Ciertamente Lost es una serie impresionante, hacia muchisimo tiempo que no me enganchaba a una serie.

Engancha muchisimo a niveles que la verdad no pensaba podria a llegar (la segunda temporada la echan los miercoles en USA pues, el jueves por la noche ya me tiene esperando a q este para bajarla)

Por cierto, es verdad en M:I 3 se nota el toque lost bastante y me hizo sonreir en varias escenas tanto porque parecia como un capitulo de Lost como porque sonaba igual.

En cuanto a House, si la serie esta bien, pero visto un capitulo vistos todos porque siempre es la misma historia solo que con enfermedad nueva, eso si el personaje de House increible.

Para los amantes de series, no he visto nada aun porque aqui aun no han llegado pero atentos a este nombre: prision break; me han dicho que tb engancha cosa barbara, yo de momento con mi Lost tengo de sobra ^^ menuda mierda que acaba la segunda temporada ahora....hasta q empieze la 3ª...

o'fucking-k dijo...

pero si no entendí mal, la tercera temporada empezara en septiembre no?

bueno , si es asi, tampoco habremos de esperar mucho

4 8 15 16 23 42

Anónimo dijo...

Hombre, no sé a que te refieres con coherente, pero para mí Twin Peaks no trata de ser muchas cosas menos coherente. Ese es uno de los puntos más fuertes que le encuentro... También tengo que decir que es una serie a la que incluso los 30 capítulos se le hicieron largos, aunque escenas del último para mí son geniales.

Sobre "Lost" no puedo hablar porque no la he visto...

Aguiló.

Anónimo dijo...

Que mal hablo con unas cervecitas...

laura dijo...

A mí las serie no me molan.
De Lost & co. me niego a consumir ninguna de ellas... aunque mi entorno más inmediato esté entusiasmado con todas y cada uno de ellas; no cedo. Salvo House porque el personaje principal tiene un humor muy hijodeputa con el que conecto bastante bien. Pero quitando eso; es cierto, todos los capítulos son iguales. Y por lo general, no sé... me cansan, no me enganchan; no tengo paciencia. House la veo a veces y sólo si está mi hermana (es muy triste ver la tele sola).
A lo de ver capítulos de series encadenados porque "son buenísmos" o por cualquier otro motivo creo que no me acostumbraré nunca. Como Susana, prefiero ver películas y además tengo muchísismas pendienets. Aún así, me gustaría ver algo de Twin Peaks ahora porque los recuerdos que tengo de mi infancia son brutales. Y, por último ya: mi única concesión es para Friends. Rendición total y absoluta. Es absurda, es irreal, es simple y previsible. Y todo lo que queráis. Pero a mí me encanta. Y puedo ver los capítulos una y otra vez reproduciendo sus diálogos de memoria y reirme igual o más...
Una, que es absurda, simple y previsible (irreal no, porque existo).

PD: Un domingo cualquiera, ni que decir tiene, no la he visto... me la apunto.

Jordi dijo...

Yo tampoco suelo ver series. Siempre he preferido ver películas. De hecho House solo he visto 5 capítulos y desordenados, pero es lo que decís, que todos son muy parecidos. Friends nunca me ha enganchado del todo, no sabría explicar porqué, y de hecho Lost es la segunda serie en toda mi vida (excluyendo las de dibujos, donde tendría que meter Los Simpsons y Campeones) que pretendo acabar hasta el último capítulo. La primera no la habéis mencionado ninguno (con lo cual me quedaré solo, pero me da igual)y es 24. Por muy violenta, irreal, imposible que resulte, por muchos defectos que tenga, me parece que es una serie genuina, increíble y emocionante hasta el límite, encabezada por un gran actor y, desde luego, la única que me ha enganchado hasta la fecha, más incluso que lost.

P.D.: A mí también me gustaría ver Twin Peaks. Sobre todo desde que vi Mulholland drive...

laura dijo...

Jajajajaja

¡Cabezón! Y dale con Mulholland Drive... qué no, que es muy malaaaaaaaaaaaaaaa y no te pienso dar nunca la razón...!!!

Anónimo dijo...

Sí que hay mucha gente que le mola 24. Yo sólo ví la primera temporada (porque en mi familia estaban muy enganchados y era lo que tocaba a la hora de cenar). Y nunca me enganchó. Previsible, todos muy buenos, un próximo presidente americano negro, una hija a la que yo mismo mataría y al actor yo no le vi nada de buen actor. Ah, y los malos (corregidme si me equivoco porque no me acuerdo mucho) era rusos para variar. Deasiados topicazos. No sé, creo que si has visto un capítulo sabes como acabará.

Respecto a Lost... Yo sí que creo que le daré una oportunidad y veré algún capítulo. Por qué no?

Aguiló.

o'fucking-k dijo...

Hombre, pero es que esta reñido ver series con ver películas?

me explico, es que algunso habeis dicho que preferis ver películas a series. Pero es que una cosa quita la otra? no se pueden ver series y películas?

La serie es un formato diferente a las películas que desarrola la psicología de lso personajes de una manera distinta y mas detallada. Sin duda, es el género que más en forma está en la actualidad; solo hay que ver el nivel de las series que está generando E.E.U.U; mujeres desesperadas, house,a 2 metros bajo tierra, Lost,Surface,Los Soprano.

Estas son series donde han trabajado incluso algunos de los directores de cine más respetados.

Y luego por otra parte; me gustaría que debatieramos sobre un tema algo delicado pero que es la segunda vez que me viene a la cabeza tras leer un comnetario de laura (sobre que mullholland drive es mala)

No creeis que hay que saber diferenciar lo que nos gusta o no nos gusta de lo que es bueno o es malo? Me explico; a mi Brockeback Mountain no me gusta, pero creo que es una buena película.Zoolander me gusta pero sé que no es una buena película.

No creeis que hay cosas que independientemente de que gusten o no, estan bien hechas o no=? Luego uno puede decir que no le gusta algo que a todo el mundo gusta (no lo niego), pero no debería reconocer lo que es bueno?


Llevado al extremo; Alguien puede decir que Las Meninas de Velazquez no le gusta, pero podría decir que es un mal cuadro?

pd: todo esto viene a que es la segunda vez que la oigo decir que mulholland drive es una mala película, cosa de la cual discrepo absolutamente por miles de razones...

Jordi dijo...

"Previsible, todos muy buenos..." ¿todos muy buenos? No sé, yo creo que el protagonista es un héroe atípico, y por eso me gusta. No es normal ver un tío que no sólo tortura, sino mata y actúa fuera de la ley, porque todo vale para defender a su gobierno. No sé si eran rusos, pero sí eran de europa del este, pero vamos, que así como en la segunda temporada son terroristas de oriente medio, en la tercera y en la cuarta son terroristas americanos (ojo, no digo que no tenga tópicos).

Por otro lado, no me parece para nada previsible más allá de que sepas que los buenos van a ganar al final de la serie. Durante las 24 horas que dura cada temporada, la tensión se caracteriza precisamente porque cada capítulo deja en su final un momento crítico en el aire que hace que desees ya ver el siguiente. Además, me parece muy atractivo el hecho de que transcurra en tiempo real y de que tenga un trasfondo crítico respecto a "el fin justifica los medios" como máxima empleada por el gobierno americano en la política antiterrorista. Además es una serie sin tapujos, capaz después del 11-S de mostrar en un capítulo como el Air Force One es derribado en un ataque terrorista y... ¿matar? al presidente (queda un poco en el aire).

Ni mucho menos es la mejor serie (tiene muchos defectos, desde luego y la tercera temporada deja muchísimo que desear), pero para mí sí es la más apasionante, y si no que se lo digan a Guillermo López jajaja. En fin, que cada uno tiene la suya.

P.D.: ¿Esto iba de una peli, no?

Jordi dijo...

Vaya, casi hemos publicado a la vez...

Estoy de acuerdo con lo que dices, o'fucking-k. Hay ciertas películas que pueden gustarte o no por el tema, porque no las entiendes, porque son complicadas o porque te aburren, pero no por ello dejas de tener conciencia de que tienen mucho más valor que otras.

P.D.: De hecho, todo esto lo único que consigue es que tenga más ganas de ver Mulholland drive otra vez, jaja. Estoy preparando un post sobre una de sus escenas :b

Anónimo dijo...

En una cosa estoy de acuerdo. Es original lo de que la serie transcurra en 24 horas. Por lo demás, solo he visto la primera temporada y si esa era la mejor... No sé, solo me pareció serie de acción al uso. De cartón, sin nada detrás. Y por lo menos, yo en la primera temporada no vi mucha autocrítica. "El fin justifica los medios" no lo considero autocrítica, sino una forma de ver el mundo. El fin justifica los medios es algo que defiende mucho gente. Y no te digo ya en Estados Unidos...

Sus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Sus dijo...

Estoy de acuerdo con Jordi y Pau en la diferencia entre lo que te puede gustar a tí personalmente un producto y su calidad objetiva, absolutamente. Pero también entiendo que en algunos contextos es complicado; me refiero a que para decir que una película es una obra maestra pero no te gusta hace falta conocer el tema, es decir, conocer con un mínimo de profundidad el cine. Más simple: mi madre no podrá decirme que una película no le gusta pero que es buena, seguro. Para ella lo que es bueno es lo que le gusta y lo que no es que es malo.

Era sólo por aportar este matíz, que me parece a tener en cuenta.

o'fucking-k dijo...

ahi esta el tema. Si ya no podemos decir que una cosa es buena objetivamente sin que nos tachen de querer tener la verdad absoluta apaga y vamonos.

Si no pudieramos decir que una cosa es objetivamente buena no sé para que estudiamos cine, ni para que estudiamos técnica del cine.

hay cosas que estan bien hechas, punto. El cine se ha convertido en ocio, es decir, cualquier persona sin conocimientos técnicos de cine puede ir a un cine a ver una película por diversion y no va a entrar a valorar si el montaje es correcto, si no hay fallos de raccord, si la iluminacion es buena, si la correccion de color es atrevida, si el guion no es tramposo.... ( NO CRITICO NUNCA ESTA POSTURA)

En cambio, esa gente no suele aceptar/entender que hay otra gente que ademas de ver el cine por divertirse , ve el cine como una herramienta de expresion artística donde funciona una serie de códigos y lenguajes, y que estos pueden estar bien o mal construidos. OJO no digo que esta gente sea mejor o peor..porque al igual que a mi me puede interesar el cine y lo estudio, a otro le puede gustar la gastronomýa y estudiarla más a fondo mientras que yo nunca sabré como ellos.

Por eso, este debate nunca se puede llevar a cabo a gran escala porque en cuanto dices que algo está bien a pesar de que a la gente no le guste no tardan en llamarte prepotente, pedante o lo que sea...

Pero ojo, no digo que algo que no este bien construido no pueda triunfar, de hehco ahi tenemos a Lars von trier y su cine dogma carente de sentido alguno desde un punto de vista técnico y ahi está como uno de los grandes gurus de la ultima decada y además aceptado por la crítica....

que rwaro es el mundo

Anónimo dijo...

Sobre la discusión paralela... Estoy de acuerdo en lo que estáis diciendo. En buena parte sí, pero "lo bueno objetivamente" no existe. Perí hay que diferenciar entre que no te guste una película y la consideres mala.
De todas formas, me parece lo de Laura iba con cierta ironía...y mucha cabezonería...

Aguiló.

Sus dijo...

De acuerdo también. El 'bueno objetivamente' es algo bastante contradictorio. Mejor... calidad objetiva? No sé si me explico pero creo que se me entiende. O algo.

laura dijo...

"De todas formas, me parece lo de Laura iba con cierta ironía...y mucha cabezonería..."

Gracias.

Era sólo por tocar las narices... porque lo de que no le gusta el cine español aquí no cuadraba, que si no...

De todas formas, yo creo que sí sé reconocer una buena y una mala película aunque de todas formas, otra vez de acuerdo con carlos -insólito-, pienso q lo bueno y lo malo no pueda ser objetivo.

Y en cuanto a mis conocimientos supremos sobre cine para juzgar buena o mala una película... pues que queréis que os diga... más o menos como el que firma aquí los post, más o menos como los que aquí escriben... más o menos escasos...

Hay ocsas bien hechas que no me gustan.
Y hay cosas que algunos pueden considerar bien hechas y yo no. Y esas mismas cosa pueden gustarme o no.
Para mí Mullholland drive es mala, y además no me gusta. Seguramente me equivoque. Pero de momento no creo que vaya a volver a verla.

laura dijo...

Mejor técnicamente bien hecha, o técnicamente correcta, o técnicamente bien acabda ¿os reférís a eso, no, a algo así?

BlitzKrieg dijo...

La discusión de la objetividad está muy trillada ya, no?? Me kedé en el mensaje 16 o por ahí, y no me he leído los anteriores... así ke me podría callar, pero vamos, ke el tema está sobadito ya hasta la extenuación... Así, viéndolo desde fuer eh.. tampoco es ley...

Me meo en la objetividad. Me puedes decir objetivamente que 2+2 son 4, pero en cine (como en el resto de expresiones artísticas y la mayor parte de las cosas de esta vida), ya me puede venir Garci, Gasset o Perico el de los palotes a hablarme objetivamente de tal o cual película...

Esto iba de este palo, no??

o'fucking-k dijo...

rebelde sin causa

BlitzKrieg dijo...

Rebelde sin pausa.

Sus dijo...

Sí, yo hablo más de técnica, por ahí iba. Por si las moscas (que empieza a oler un poco) no he puesto en duda la capacidad o validez de ninguno en juzgar una película, simplemente hablaba de un matíz a tener en cuenta, en relación a círculos más amplíos, no limitándonos a gente que controla de cine entre los que, evidentemente, no me incluyo. Y no, no voy de humilde.

sofia martínez dijo...

Me gustó la cinta, la verdad vale mucho la pena sobre todo por el guión hecho por J. Logan quien se distingue por sus excelentes adaptaciones y series de tv.