miércoles, enero 24, 2007

"¡Caballeros, aquí no se pueden pelear! ¡ Están en la Sala de Guerra!"




Hace dos momentos hablaba yo de ¿Telefono Rojo? Volamos hacia Moscú, del monólogo de Peter Sellers haciendo del presidente Merkin Muffley y de la única y casi perfecta comedia que Stanley Kubrick registró en su inmortal filmografía. Poco tiempo después, volví a tropezar con la película de la manera más insospechada. Una tarde de diciembre me encontraba paseando por el Museo Alemán de Frankfurt (Deustches Filmmuseum) cuando, después de haber recorrido todo el edificio, hice una última parada en la tienda de souvenirs. En uno de esos vistosos mostradores de postales que puedes hacer girar, encontré no pocas imágenes familiares, iconos del cine y algún que otro mito del cine alemán. Uno de los lados de ese mostrador estaba exclusivamente dedicado a Kubrick, y allí estaba Malcolm McDowell y su siniestra sonrisa, Jack Nicholson a hachazo limpio o el astronauta de 2001: una odisea del espacio. Sin embargo, la postal que me llamó la atención fue esta. La imagen nos sitúa en la sala de guerra donde transcurre la mayor parte de ¿Teléfono Rojo?... (y uno de los tres únicos escenarios), en la que Stanley Kubrick, a la izquierda, y George C. Scott (Gen 'Buck' Turgidson) a la derecha, disputan concentrados una partida de ajedrez durante un descanso del rodaje. La imagen me fascinó por interesante y por atípica como icono de marketing (el número de postales por vender superaba generosamente a sus competidoras de mostrador), lejos de la habitual imagen del general Kong cabalgando sobre el misil nuclear. Tras rendirme a la tentación, pagué 90 céntimos y me llevé la postal a casa, convencido de reservarle un espacio aquí.

6 comentarios:

manel dijo...

Hola Chicos!!!

Se que he estado un poco desaparecido, por no decir por completo... lo que no quiere decir que no haya leido cada uno de los post que habeis ido actualizando. Este blog sigue siendo uno de mis preferidos ;) Felicidades por el.

Bueno a lo que vamos: Telefono rojo para es una de esas peliculas que no me aburririan en la vida. La puedo ver tantisimas veces que cada vez encuentro algun pequenyo detalle o dialogo que me fascina. Por extension podria decir que practicamente todo el cine de Kubrick funciona asi. Esta limado hasta el ultimo detalle.

Os recomiendo un interesantisimo documental documental que recoge toda la vida de Kubrick: "Una vida en imagenes". ;)

PD: perdonadme por las enyes y acentos pero el tecaldo italiano tiene sus limites.

Jordi dijo...

Jaja, gracias y bienvenido de nuevo.

Ni te disculpes, quién pudiera estar usando un teclado italiano ahora mismo :D

Tomo nota del documental. La verdad es que sí, poco se puede añadir a lo que se haya dicho aquí o en cualquier otro sitio sobre Kubrick. Digo y repito que no recuerdo ninguna comedia en el cine que se aproximara a la perfección como esta. La cita que da título al post sólo es una muestra de lo inteligente y divertido de cada uno de sus diálogos. En definitiva, una de mis favoritas desde que la vi...

laura dijo...

¿Qué hacías tú en el Museo Alemán de Frankfurt una tarde de diciembre? ¿De qué año? ¿Con quién? ¿Por qué? Eh, eh, eh???

Voy a tener que verla, soy una completa analfabeta... me confieso.

Jordi dijo...

Jajaja, fue un viaje relámpago, quizá por eso no te enteraste. Pero bueno, tengo fotos que lo atestiguan...

La ciudad tampoco tenía demasiado que ver, con un día sobra, así que no podía dejar de entrar en el museo del cine. Museo que, por cierto, casi era una exposición monográfica de "El submarino" de Wolfgang Petersen (casi que allí solo faltaban los actores, pero vamos...).

Y Teléfono Rojo... no te la pierdas, es divertidísima. Si no la encuentras pídemela ;)

laura dijo...

Sí, sí, pero... ¿Fuiste con tu novia?


[tenía que decirlo, si no reviento!!!]

Te la pido. Otra cosa es cuándo te la devolveré...

Jordi dijo...

Siento dececpcionarte, pero no...

Fui con 3 amigos (¿Ves? era mejor la intriga...) :b