viernes, julio 27, 2007

Los Simpson: la película



Pido perdón por partida doble. Primero, por romper la presunta regularidad con la que venía publicando en favor de unas cortas y nada tranquilas vacaciones. En segundo lugar, me veo obligado a disculparme por la falta de imparcialidad que se pueda inferir de esta crítica desde el momento en que estoy en el flanco de los que ven a Los Simpson como la mejor serie de animación de la historia de la televisión.

Parcial o no, cualquiera pueda señalar sin miedo al estreno de Los Simpson: la película como uno de los acontecimientos cinematográficos más esperados del año. 18 años en pantalla son más que suficientes para que buena parte de su legión de fans desesperara por el estreno de un largo mientras que otra buena parte suplicara que la genialidad de la serie, mantenida capítulo tras capítulo durante tantos años, no se viera pervertida por un salto a la gran pantalla seguramente más pretencioso y menos satisfactorio. Sin embargo, un par de precedentes de dos series no menos gamberras que Los Simpson señalaban que, a pesar de todo, la cosa podía salir bien: South Park y su desmadrada adaptación a la gran pantalla y la tv-movie de Padre de familia, descompuesta en tres capítulos e igualmente hilarante.

Para empezar se puede decir que Los Simpson: la película no traiciona al espíritu de la serie. Si bien no puede llegar a traducirse en la brillantez que alcanzan algunos de sus mejores episodios sigue priorizando a lo largo de su escasa hora y media su peculiar y característico combinado de humor que va desde los gags visuales (Homer cumpliendo sus tareas del hogar) hasta el absurdo (Homer paseando el cerdo por el techo mientras entona la sintonía de Spider-man) sin abandonar la sátira y la acidez para con la sociedad americana que era seña de identidad de la serie (aquí la escasa conciencia ecológica de Springfield y la figura de un presidente idiota llamado Arnold Schwarzenegger, "I was elected to lead, not to read") ni la parodia (de la que aquí son blanco Titanic y Al Gore y su "verdad incómoda"). Tampoco faltan aquí el inmenso mosaico de secundarios que han ido poblando desde hace dos décadas la ciudad de Springfield, y por consiguiente, enriqueciendo la serie. Salen todos. O casi todos. Y los responsables de la película se preocupan por que cada uno tenga su pequeño momento de protagonismo. Inevitablemente, unos momentos resultan mejores que otros y dejan el mayor o menor protagonismo que tenían en la serie a un mismo nivel, lo cual no contentará a todos pero no disgustará a la mayoría (el que más sufre esa pérdida de protagonismo respecto a la serie es el Sr. Burns). Entre esos secundarios, por cierto, se dejan caer por la pantalla Tom Hanks y Green Day como estrellas invitadas, estos últimos en un accidentado concierto que supone la hilarante conclusión del clásico principio de la serie aquí modificado.



En cuanto a la historia, simple como pocas y con apenas argumentos paralelos o vericuetos que la enriquezcan algo más, no se puede decir de ella ni que resulte un capítulo alargado ni que decaiga en ritmo en ningún momento hasta los créditos finales. Los cinco primeros minutos, capítulo de Rasca y Pica incluido, son grandiosos y garantizan una orgía de carcajadas por lo menos hasta que la familia entra en la iglesia y ya se empiezan a desvelar detalles importantes de la trama. A partir de ahí la película mantiene las risas con gags y bromas algunos más afortunados que otros, pero sin dejar de garantizar un puñado de momentos desternillantes. Buena parte de culpa la tiene que el argumento gire, como no podía ser de otra manera, en torno a Homer, personaje animado que parece estar en estado de gracia haga lo que haga y hasta el final de sus tiempos. El personaje más genial de Matt Groening sigue siendo brutalmente divertido, incluso durante casi 90 minutos, incluso en momentos en los que el argumento parece desvariar y Homer sufre alucinaciones bastante descafeinadas, a años luz del incomparable coyote cósmico que se imaginaba en la serie tras un empacho de chile.

En definitiva, Los Simpson: la película cumple buena parte de las expectativas, garantiza un largo rato de carcajadas y se reserva una pequeña sorpresa para los créditos. Una honrosa puesta de largo para la serie animada más longeva, carismática y divertida de la televisión.
------------------------------------------------------------------------
The Simpsons movie. Estados Unidos. 2007. 87'.
Director: David Silverman.
Guión: James L. Brooks, Matt Groening, Mike Reiss, George Meyer, Ian Maxtone-Graham, John Swartzwelder, Matt Selman, David Mirkin, Al Jean, Mike Scully y Jon Vitti; basado en los personajes creados por Matt Groening.
Producción: James L. Brooks, Matt Groening, Al Jean, Richard Sakai y Mike Scully.
Música: Hans Zimmer.
Doblaje original: Dan Castellaneta (Homer Simpson), Julie Kavner (Marge Simpson), Nancy Cartwright (Bart Simpson), Yeardley Smith (Lisa Simpson), Harry Shearer (Sr. Burns), Hank Azaria (Moe), Marcia Wallace (Edna).
Dirección artística: Dima Malanitchev.
Puntuación: 7
Los Simpson en la red...
http://www.labutaca.net/films/53/lossimpsonlapelicula.htm (sobre la película)
http://es.wikipedia.org/wiki/Los_Simpson:_La_pel%C3%ADcula (sobre la película)
http://www.simpsonsmovie.com/ (web oficial de la película)
http://www.thesimpsons.com/index.html (página oficial de Los Simpson)
http://www.felizonia.com/ (Felizonia, mayor foro sobre Los Simpson en español)
http://es.wikipedia.org/wiki/Matt_Groening (sobre Matt Groening)

5 comentarios:

Charly dijo...

Acabo de verla y no podia parar de reír. Mucho mejor de lo que esperaba, la verdad. Me quedo con la escena en que salen espantados los de la iglesia y del bar y cambian de local, jeje.

Jordi dijo...

A mí me parece muy grande la escena en la que se va la luz y le roban toda la bebida a Moe...

BlitzKrieg dijo...

Muy grande. No esperaba reirme tanto. Hay mil escenas en las que descojonarse... La de Homer bailando con la Inuit en busca de la revelación o la de Spider-Cerdo jajajaj

Eso sí, echo de menos más protagonismo de Hans Topo, aunque salga dos veces...

Jordi dijo...

Cierto, yo también lo eché de menos...

Marta Diez dijo...

"Los Simpsons,la película" me entusiasmó de principio a fin.

Tenía la impresión de que me decepcionaría la adaptación cinematográfica (estos apaños nunca salen del todo bien). Pero merece la pena verla. Es fabulosa. Tiene momentos míticos, como el desnudo de Bart o el Spider-cerdo, y sigue plasmando con ironía determinados aspectos de la sociedad. Es divertida y entretenidísima. Es la película del verano.