viernes, abril 29, 2005

Bailar en la oscuridad

Posted by Hello


Como si Shakespeare hubiese resucitado para hacer su última gran obra... Lars Von Trier construye un musical que es una tragicomedia sobre la vida y el mundo, al que se le puede calificar sin ningún miedo como obra maestra del cine contemporáneo.

Bailar en la oscuridad nos lleva a la historia de una emigrante checa, Selma (Björk), en los Estados Unidos y en los años 70. Ella vive con su hijo Gene y paga puntualmente el alquiler a sus vecinos, trabaja en la fábrica duramente y aún tiene tiempo para ensayar una obra de teatro musical. Pero tiene un secreto que no cuenta: se está quedando ciega poco a poco, y ahorra dinero para pagar la operación que impedirá que su hijo corra la misma suerte. Aún así, Selma vive feliz en su ingenuidad y siente la música como parte de su vida, bailando y cantando como única manera de abstraerse de sus problemas y de la oscuridad que poco a poco le van envolviendo.

Ya en los primeros minutos de la película comprendemos que vamos a asistir a una película nada convencional (colores y formas se van mezclando en la pantalla mientras oímos la relajante música de Björk) para luego asistir durante toda la película a un estilo muy definido en el que, sin dejar de respetar las convenciones del Dogma (cámara en mano, ausencia de alardes técnicos...) asistimos a escenas de gan intensidad dramática y donde realmente conocemos a los personajes (la incidencia de planos repetidos sobre el mismo personaje nos ayuda a sentirlo más cerca y descubrir cómo se siente), algo que no se puede decir de muchas películas. Luego estas escenas dan paso a números musicales magistrales (el número sobre el tren es inolvidable), bellos, con coreografías excepcionales que le dan a la película un sentido propio. ¿Musical? Sí, pero justo en las antípodas de un musical de Hollywood.

Brillante y dura a la vez, nos demuestra una vez más que el cine en estado puro se encuentra en conocer a los personajes y darle sentido a su historia. La película es ya no solo emotiva, sino también visceral, demoledora, brutal en su sinceridad, como una patada en el estómago del espectador que se queda temblando tras la última escena de la película. Björk roza la perfección en su actuación (tal vez por el mismo hecho de no ser actriz la transformación es absoluta, es una interpretación totalmente totalmente sentida, sin fisuras) y eso le valió la Palma de Oro a mejor actriz (que se sumó a la de mejor película), pero también está acompañada con una Catharine Deneuve brillante, y dos secundarios de lujo que dan la talla (David Morse y Peter Stormore).

La esencia de Bailar en la oscuridad no es sino el de la realidad misma: el mundo es un estercolero, una manzana podrida de ambición y egoísmo, donde al final sólo pueden ser feliz los ingenuos como Selma, que pasa el día imaginando espectaculares números musicales en los que ella es la estrella, tal como sucede en sus películas favoritas, aquellas en las que Fred Astaire bailaba claqué... pero la realidad es otra, y el final, como averiguamos pronto, no será el final feliz de esas películas, sino otro muy distinto...
Es sin duda lo mejor que he visto en muchísimo tiempo... No os la perdais.
--------------------------------------------------------------------------
Dancer in the dark. Dinamarca-Suecia, 2000. 139'.
Director: Lars Von Trier.
Guión: Lars Von Trier.
Fotografia: Robby Müller, en color.
Música: Björk
Intérpretes: Björk (Selma), Catharine Deneuve (Kathy), David Morse (Bill), Peter Stormore (Jeff).
Puntuación: 10
Si quereis saber más sobre Bailar en la oscuridad o sobre Lars Von Trier:
http://www.mundofree.com/cine_nordico/Lars_von_Trier.html (Sobre Lars Von Trier)
http://www.labutaca.net/films/1/bailaren2.htm (Una crítica de la película)
http://www.terra.es/cine/biofilmografia/articulo.cfm?ID=6422 (Sobre David Morse)

5 comentarios:

Charly dijo...

Bueno, he visto la pelicula esta mañana. No quise leer tu critica antes de verla, tan solo me fijé en la nota, un 10...me parecio demasiado, sobre todo tratandose de ti.
Despues de verla, me parece lo justo. Es la segunda pelicula ke veo de este director en dos semanas. No habia visto nada suyo, pero me han parecido las dos buenisimas (esta y Dogville).Bjork es sorprendente, la verdad, está perfecta, y el reparto no esta nada mal. Una historia durísima que como dices refleja la cruda realidad. En cualquier caso, no veo ingenuidad en Selma. Al contrario, me parece que conoce muy bien sus limitaciones y la forma de sobrellevarlas. Sabe el mundo en el que vive y tiene las ideas claras. Ni siquiera los más cercanos parecen entenderla y esa soledad (fisica y mental) se transmite muy bien al espectador.
Mencion aparte son los numeros musicales...ke kieres ke te diga, yo no entiendo de coreografías (tp entiendo de cine, y aki estoy comentando, jeje), no soy yo muy de musicales. De todas formas, reconozco que son importantes en la trama, no estan metidos porque sí. Y más que el del tren me gustó el de la carcel.

En fin, grandisima película.Hay ke verla.

lauri dijo...

Yo la vi en el cine cuando salio. No me gusto. Soy rarita para eso que la gente suele llamar "obras maestras". Soy rarita y no entiendo de cine.

Sigue criticando, Jordi, que te sale muy bien. Pero solo sobre cine, eh? Los chismes déjamelos a mi que me salen mejor... Seguiré leyéndote desde la sombra.
Besos desde Lyon.

Jordi dijo...

Jeje vale, los chismes te los dejo a ti. Gracias por comentar;), yo tengo pendiente de ver la de Dogville y también Rompiendo las olas, que dicen que es su otra gran película... La cosa es que no me fiaba yo mucho ni de Lars Von Trier ni de todo este rollo del movimiento Dogma, pero esta película me ha encantado, es de las que no se olvidan...

Sus dijo...

A mí también me encantó esta película. Pero me dejó clavada en el sofá... qué mal cuerpo te deja. El final es... es... uf!

Hay que verla...

Jordi dijo...

Doloroso... a mí me dejo un malestar interior, y un buen rato reflexionando... No es una película recomendable para momentos de pocos ánimos.