sábado, octubre 08, 2005

Desayuno con diamantes

Posted by Picasa


Hay momentos, fotogramas acompañados de sonidos, palabras e incluso olores, que atraviesan como un rayo de luz la retina y pasan irreversiblemente a formar parte de nosotros para siempre, a ser un rincón inolvidable más de nuestra memoria. Y algo me dice que ya nunca olvidaré ese momento de Desayuno con diamantes.
Audrey Hepburn, la insegura y solitaria Holly, animal salvaje que se resiste a cualquier tipo de atadura, es amansada por su propio canto, sentada en la ventana tocando la guitarra y cantando esa canción que todos conocemos bien. Y mientras Moon River suena más dulce que nunca, un primer plano enfoca la cara de ella, y el mundo se para, porque el cine ha alcanzado la máxima expresión de la belleza, y yo me he vuelto a enamorar...

Sólo por ese momento, sólo por esos pocos segundos Desayuno con diamantes merece el cielo. Blake Edwards fue un director a veces acusado de falta de talento, y de hecho realizó productos que dejaban bastante que desear y agotó hasta la saciedad el filón de la Pantera Rosa. De hecho, en esta película sobran algunos gags, golpes de efecto pretensiblemente cómicos de los que abundan en su filmografía. Pero debemos tener en cuenta que se trata una película de 1961 y es perfectamente perdonable porque el conjunto de la película acaba sobresaliendo por encima de las demás y dejando esos momentos menores en el olvido.

Y es que Edwards realizó con esta su mejor película, sin duda. Una historia de amor y de desamor, de seres solitarios rodeados de gente y de almas perdidas en un mar de riqueza, hipocresía y aburrida clase alta de Nueva York. Entendió perfectamente y supo plasmar mejor que nadie una premisa básica del ser humano y su naturaleza: la necesidad de amar y de ser amado, y eso es algo que la escena final bajo la lluvia nos explica perfectamente, al son de los compases de la música de Henry Mancini.

Nos encontramos ante una película que bien podría ser un homenaje a su protagonista. Si bien George Peppard dejó su marca (fue la gran película de este actor que luego se dedicó a otras cosas hasta acabar haciendo de Aníbal en el equipo A), no pudo evitar ser eclipsado por la radiante vitalidad, belleza infinita y actuación magistral de Audrey Hepburn. Su cara de ángel no es sólo algo que merece la pena ser recordado, sino un torrente de expresividad como pocas actrices han sabido dar a conocer.

Como curiosidad, cabe destacar que en la novela original de Truman Capote (quien por cierto, quería a Marilyn Monroe para el papel protagonista), el personaje de Holly era claramente una call girl o señorita de compañía, pero sin embargo Edwards prefirió maquillar esto transformándola en una chica bohemia que vivía de los regalos de los caballeros. Un detalle que sin embargo no mancha el retrato de la clase alta de una sociedad neoyorquina y una historia de amor agridulce perfectamente llevada desde el primer hasta el último fotograma. Bella como pocas.
------------------------------------------------------------------
Breakfast at Tiffany's. Estados Unidos. 1961. 110'.
Director: Blake Edwards.
Guión: George Axelrod, basado en la obra "Breakfast at Tiffany' s" de Truman Capote.
Música: Henry Mancini.
Fotografía: Franz F. Planer (Technicolor).
Montaje: Howard Smith.
Intérpretes: Audrey Hepburn (Holly), George Peppard (Paul), Patricia Neal (Sra. Failenson), Buddy Ebsen (Doc Golightly), Martin Balsam (O.J. Berman), Mickey Rooney (Sr. Yunioshi), Jose Luis de Villalonga (José da Silva Pereira).
Puntuación: 9

7 comentarios:

o'fucking-k dijo...

me odio a mi mismo por odiar el cine anterior a 1980....

en todo caso....es una asigatura pendiente... me fio de ti.

aguilo dijo...

"...un primer plano enfoca la cara de ella, y el mundo se para, porque el cine ha alcanzado la máxima expresión de la belleza, y yo me he vuelto a enamorar..."

Y yo me acabo de enamorar de ti, jaja.

P.D. - Tampoco la he visto. Pero vamos, es un clasico. Aunque tengo que decir que antes quiero ver otra adaptacion de una obra de Truman Capote: "A sangre fria". Por fin me lei el libro este verano y me dejo con ganas de ver la pelicula...

Sus dijo...

Yo casi lloro con ese libro. Y no porque estuviera especialmente sensible, sino de lo duro que es en algún momento.

Y me lo leí por Carolina Moreno... jate tú.

;)

Jordi dijo...

Yo me lo leí hace dos años, es uno de los libros que más me ha impactado sin duda. No sabía que existiera una película, la buscaré. Por cierto, que hoy Mompart ha dicho que próximamente se estrenará una peli sobre como Capote hizo todo el reportaje y la investigación para escribir A sangre fría... habrá que estar atento.

o'fucking-k dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Sus dijo...

Esta mañana (a las 9, dato importante) he visto "Pane, Amore y Fantasia", de Luigi Comencini (interpretada por De Sica). Me ha encantado... te la recomiendo si puedes encontrarla o bajarla.

La protagonista es Gina Lollobrigida... IMPRESIONANTE.

Nos vamos a Romaaaa! ;)

Jordi dijo...

Apuntada queda entonces :) Ves, tampoco he metido aún nada de cine italiano en el blog. Algo haré al respecto antes del mini-tour por el norte de Italia, o eso espero...