viernes, noviembre 10, 2006

Scoop



Segunda película dentro de la etapa londinense del director Allan Stewart Konigsberg. A Woody le ha gustado Londres, claro está, pero no se quedaría a vivir allí por dos razones que bien explica su personaje en Scoop, Sidney Waterman. La primera, por el idioma. La segunda, porque conducen por el lado incorrecto de la calzada (detalle irónicamente importante en la resolución de la película).

Scoop, exclusiva, vuelta a la comedia de Woody Allen tras la notable tragedia que fue Match Point. Seguimos a película por año y no vale la pena ya deshacerse en elogios hacia un hombre que ha dedicado su vida al cine mientras descubría las entrañas de su alma y la nuestra a golpe de diálogos afilados y manías y miedos existenciales de una personalidad que a estas alturas conocemos muy bien. Basta con decir que si bien Scoop no es ni de lejos una de sus grandes películas, un servidor con permanente sonrisa dibujada se percató en un momento concreto de la película de lo mucho que algún día le echaría de menos. Espero que ese día quede muy lejos.

Como decía antes de ponerme sentimental, Woody vuelve con una comedia, más ligera y menos exigente para consigo mismo, con lo cual se agradece aquí la colaboración del espectador si no la compara con joyas como Desmontando a Harry o Annie Hall, respecto a las que queda en clara evidencia. En Scoop, Allen decide mezclar el mundo de los muertos (muerte, tema recurrente en su filmografía) con el mundo del periodismo. Tras su muerte, un prestigioso periodista descubre en su viaje al más allá (estupendas las escenas en ese barco capitaneado por la parca) una relevante información que descubre al adinerado y guapo hijo de un lord inglés (Hugh Jackman) como el 'asesino del tarot', un peligroso serial killer al que Scotland Yard no consigue echarle el guante. El periodista en sí decide aparecerse ante una inexperta e inocente estudiante de Periodismo (Scarlett Johansson). Con la ayuda de un extravagante, pesimista e histérico ilusionista (¿hace falta decir quién?) se sumergirán de lleno en una investigación para desenmascarar al aristócrata en la que, evidentemente, la chica acabará rendida a sus encantos.

A partir de esta premisa, tan rara como sencilla, Scoop es un vehículo de humor tan hilarante como intrascendente. Pasa por ser una película menor del realizador, lo que en su caso nunca significa una mala película. Scoop rebaja el listón del humor al que nos tiene acostumbrados Woody Allen, alternando escenas que nos recuerdan lo mejor de él mismo (“Yo me crié en la religión israelita, pero al crecer me convertí al narcisismo”), con otras en las que encontramos golpes de efecto o chistes forzados que, aunque con cierta gracia, nos sorprenden por su facilidad (el chiste de Mercedes es el mejor ejemplo). No asistimos al Woody que explora el alma humana, está obsesionado con la muerte y no entra el cine si los créditos iniciales de la película ya han comenzado. Es un Woody menos trascendente y maniático, más simpático y que durante su (brillante) actuación prefiere hacernos reír a hacernos pensar y reflexionar. Nada que recriminar, nada que perdonar. Scoop es divertida y se pasa en un suspiro, goza de una exquisita y clásica banda sonora que recuerda en la obertura a Match Point y una Scarlett Johansson tan bella como eficaz en su papel. También gusta un Ian McShane, breve pero grande en su papel de Joe Strombel, el implacable periodista muerto que da la exclusiva. No convence sin embargo un Hugh Jackman que, fuera de sus papeles de héroe duro, se pasa de encantador y acaba endulzando en exceso su papel de niño rico.

La esencia de Allen sigue presente en Scoop, máxime a través de diálogos mordaces que salpican la película de buenos momentos. Bien es cierto que Sydney Waterman no es Alvy Singer, aquel que se para a hablar con el espectador sobre Groucho Marx o la naturaleza humana, el mismo que saca Marshall McLuhan de la cola de un cine para hacer callar a un pedante bocazas. No es el mismo, pero su esencia de ser construido desde la ironía y la inseguridad sigue perviviendo. Y sabe, como nadie, hacer que nos riamos de las pequeñas y no tan pequeñas miserias de la vida. Su inmenso legado cinéfilo le avala y avalará siempre, garantizándonos, como bien cita uno de los personajes de Scoop, que tenemos una eternidad para disfrutarlo. Aunque sea desde el más allá.
---------------------------------------------------------------------------------
Scoop. Reino Unido. 2006. 96'.
Director: Woody Allen.
Guión: Woody Allen.
Fotografía: Remi Adefarasin.
Montaje: Alisa Lepselter.
Diseño de producción: Maria Djurkovic.
Dirección artística: Nick Palmer.
Vestuario: Jill Taylor.
Producción: Letty Aronson y Gareth Wiley.
Intérpretes: Woody Allen (Sid Waterman), Hugh Jackman (Peter Lyman), Scarlett Johansson (Sondra Pransky), Ian McShane (Joe Strombel), Romola Garai (Vivian), Matt Day (Jerry Burke), Charles Dance (Sr. Malcolm), Anthony Head (detective).
Puntuación: 6
¡Extra, extra!...
http://www.labutaca.net/films/43/scoop.htm (sobre la peli)
http://www.alohacriticon.com/elcriticon/article3225.html (critica de la peli)
http://www.scoopmovie.net/ (página web oficial)
http://www.alohacriticon.com/elcriticon/article1615.html (sobre Woody Allen)
http://www.onpictures.com/peliculas/scoop/entrevista_woody.htm (entrevista con Woody Allen)
http://www.alohacriticon.com/elcriticon/article1748.html (sobre Scarlett Johansson)
http://www.alohacriticon.com/elcriticon/article1425.html (sobre Hugh Jackman)

5 comentarios:

Silver Sack dijo...

Podrías poner una foto de Scarlett al menos :S

Jordi dijo...

Estoy teniendo problemas para colgar la foto. En cuanto pueda lo arreglo...

manel dijo...

A mi me ha gustado, la encuentro mas interesante que Macht Point (como dije en su momento, un calco no reconocido del film de George Stevens "under the sun").

La encuentro fresca y divertida y sobretodo agradezco la presencia del director en su faceta de actor. Esta claro que no es una obra maestra, pero le encuentro cosas bastante brillantes, como la representacion de la muerte.

En su segundo film de produccion inglesa Allen sigue haciendo satira della sociedad burguesa inglesa.

Scarlett: sin comentarios...

PD: he visto la peli en italiano y realmente me he perdido mas de algun gag pero de todas formas me ha gustado.

Silver Sack dijo...

Me ha resultado una comedia irregular. Por un lado manteniene grandes momentos de humor durante toda la película. De hecho podría decir que hacía bastante tiempo que no me reía tanto con una comedia. Pero ese brillante guión que engloba las escenas de Woody Allen y Scarlett queda oscurecido por una trama que da la sensación de no tener mucho que contar y, sobretodo, no acabar de rematarse con un buen final. No es una gran película, pero muy recomendable para pasar el rato.

Charly dijo...

A mi me gusto mas match point. Ambas, como dice jordi, peliculas menores suyas. A esta le flojea la trama, que es previsible y poco interesante. No atrapa. Aunque si que hacer reir, pèro no tan a menudo como Allen nos tiene acostumbrados.

En fin, que pa pasar el rato no está mal. Y Scarlett Johanson no me parece para tanto. Está buena, pero sobrevalorada. Se parece a la pataky en esta peli, pero la pataky me parece mas guapa.

PD: a ver si alguien me lee meses despues.