martes, febrero 27, 2007

"Necesito tanto un Oscar como pueda necesitar diez dólares"

Era 1956 y uno de los mejores actores del mundo era nominado, una vez más, a la archifamosa estatuilla. La película por la que le nominaron era Conspiración del silencio y el veterano intérprete no vería materializada ni esa ni ninguna de las cuatro candidaturas más que recibiría antes de morir en 1967 (de hecho, su última nominación por Adivina quién viene esta noche fue póstuma). A pesar de que el ya tenía dos de las doradas figurillas de la academia, al actor nunca le agradaron los espectáculos pomposos de la Academia y lo demostró con esta frase tan improvisada como contundente.

No pretendo hacer un resumen de los Oscar que fácilmente se puede encontrar en cualquier página de Internet. Con dos clicks tendrás la lista de los triunfadores y de los olvidados perdedores. Mientrastanto, me encargaré de recordar que los Oscar están llenos de suficientes contradicciones como para apreciar lo realmente poco objetivos que suelen ser. Aunque obviamente, aquí hablar de objetividad es más que discutible, hay cosas que hablan por sí solas. A raíz de la nominación y posterior Oscar de Scorsese, algunos han hablado de la falta de respeto de la Academia tras nominarlo seis veces e irse otra media docena de vacío a casa. He aquí una lista de algunos de los directores no premiados que pone en tela de juicio la justicia de los más populares galardones del cine:

Alfred Hitchcock

Krzystof Kieslowsky

Andrei Tarkovsky

Luis Buñuel

Charles Chaplin

Martin Scorsese

Federico Fellini

Orson Welles

François Truffaut

Stanley Kubrick

Fritz Lang

Vittorio de Sica




Ni que decir que no seré yo el que ponga el grito en el cielo por el Oscar a Scorsese ni a su película. Sólo quiero recordar que Infiltrados, pese a ser una película interesante y que, indudablemente vuelve a demostrar que es uno de los grandes tras la cámara, es una obra menor en su filmografía. A estas alturas y con todo lo demostrado, Scorsese casi hubiera salido ganando al formar parte de un club tan selecto de renegados como el detallado en la lista anterior. Sólo hay que echar un vistazo a algunas de las películas que la Academia dejó en la estacada antes de, por fin, reconocer que es "uno de los nuestros".

Malas Calles

Taxi Driver

Toro Salvaje

La última tentación de Cristo

Uno de los nuestros

Casino

Al límite

Gangs of New York


Así que como Spencer Tracy, lo mismo necesita Scorsese un Oscar que diez dólares...

3 comentarios:

Silver Sack dijo...

He de decir que te ha quedado muy bien redactado

Anónimo dijo...

Gracias, Carolina...

Jordi dijo...

Aprovecho la "banda sonora del blog" para hacerle un pequeño homenaje a Ennio Morricone... Otro Oscar Honorífico para arreglar un desaguisado increíble. Sí, Morricone tampoco tenía un Oscar a "Mejor Banda Sonora".

P.D.: Y tampoco hizo la música de "El Padrino".