jueves, febrero 08, 2007

Pi. Fe en el Caos.



Los números mueven el mundo. El universo se traduce en números. Incluso Dios está en los números. Maximilian Cohen te lo dice, Aronofsky te lo dice, y te sonará a enfermiza teoría matemática, pero una vez tomes conciencia de que formas parte de una ecuación infinita ya no habrá marcha atrás. Y estarás sumido en el caos.

Pi es una de las candidatas a película más paranoica de la historia. Piensa en Kafka y tendrás un punto de partida: un obsesivo matemático encerrado entre ordenadores y alejado de cualquier contacto social busca el sentido del universo entre los números. Luego imprime el blanco y negro a la imagen, utiliza una cámara nerviosa que se mueve en espirales, grabando los detalles más insignificantes del universo y acentuando tu sensación de encierro, claustrofobia: empiezas a acercarte. Ahora da un paso más e imagínate dentro del cerebro de Maximilian Cohen (Sean Gullette), donde los números circulan a velocidad frenética, número Pi, Arquímedes, Euclides, la espiral presente en todo el universo, los 216 números... y un puñal se clava en tu cabeza, chillas de dolor, la migraña taladra tu masa cerebral, el estallido está cercano. Medicación. Calma relativa.

Ahora, para acabar está intromisión cerebral, piensa que vas en el metro y todo el mundo te mira, te observa, te persigue. Huyes y en tu huída encuentras cosas que no pueden tener que ver con las matemáticas: tu cerebro se pudre en tu lavabo o en la escalera de un metro, esa silueta derramando sangre se te vuelve a aparecer, esos insectos trepando las paredes de tu zulo... confirman lo que intuías hace tiempo: estás enfermo, pero eso no importa. No importa porque la secuencia está cerca, tienes al alcance de la mano el orden universal y deberás mantenerlo a salvo de esa oscura organización (¿empresarial? ¿gubernamental? ¿bursátil?) y de esa secta de judíos que busca a Dios en los 216 números.

Ahora ya sabes de qué va esto.

Pi es claustrofóbica hasta la asfixia. Impresiona como se desenvuelve la cámara en espacios cerrados, fijándose en los fragmentos de realidad más propensos a sacar de quicio al espectador, pegándose a la cabeza de Maximilian Cohen, entrando en simbiosis con su cerebro enfermo y haciéndonos parte de los estallidos que le retuercen hasta lo insufrible en el lavabo de su madriguera. Pi te convierte en cómplice del tipo más insociable que existe y te muestra como su existencia cae por una espiral de números, sufrimiento y Diazepán. Si la interpretación de Sean Gullete no fuera tan genial, seguramente no te creerías a un personaje que juega a ser Dios alejado de cualquier religión que no sea las matemáticas. Pero lo es. Gullette se desenvuelve como pez en el agua en el surrealismo más imposible de Aronofsky, atmósfera enfermiza que consigue momentos brillantes acompañada de mínimos sonidos electrónicos y repetitivos. La experimental música es aquí como el patrón que Maximilian Cohen busca, el patrón que con la inquietud perdura en tu cerebro tras los créditos finales de Pi.

Y pese a ser la película más "matemática" que conozcas, no busques el desaguisado argumental ni pretendas la perfecta estructura narrativa. Pi es la paranoia pura y dura llevada al extremo, allá donde la locura empieza. Es tan ciencia como ficción, y en cuanto a ciencia, sus bases no pueden ser tomadas en serio. Pero aquí gana la inquietud que queda en ti tiempo después de verla. Gana la desconfianza con la que mirarás la próxima "coincidencia" numérica que encuentres en tu vida...

884509627386359275033751967 943067599621731590401694134 434007629683591574337516791 197615733475195375920401694 343151239621353184932676605 800621596380716399501371459 954387507655892533875618750 354029981152863950711207613

--------------------------------------------------------------------------------------
Pi. Estados Unidos. 1998. 84'.
Director: Darren Aronofsky.
Guión: Darren Aronofsky, Sean Gullette, Eric Watson.
Música: Clint Mansell.
Fotografía: Matthew Libatique.
Producción: Eric Watson.
Intérpretes: Sean Gullette (Maximilian Cohen), Mark Margolis (Sol Roberson), Ben Shenkman (Lenny Meyer), Pamela Hart (Nancy Dawson), Stephen Pearlman (Rabino Cohen), Samia Shoaib (Devi), Ajay Naidu (Farroukh)
Puntuación: 7,5
Por si no te salen las cuentas...
http://webs.adam.es/rllorens/pihome.htm (página dedicada al número Pi)
http://www.imdb.com/title/tt0138704/ (sobre la peli)
http://www.alohacriticon.com/elcriticon/article1001.html?topic=4 (crítica de la peli)
http://www.aronofsky.net/ (página web del director)
http://www.nervepop.com/filmlounge/interview/darrenaronofsky/index.aspx (entrevista en inglés a Aronofsky sobre su último proyecto, The Fountain)
http://www.imdb.com/name/nm0347797/ (sobre Sean Gullette)

6 comentarios:

Charly dijo...

Seguimos con los papeles cambiados? Esta peli tiene pinta de ser una frikada digna del otro integrante de este blog. En cualkier caso debo decir ke me ha gustado tu post y me ha despertado mucha curiosidad por la pelicula.

Jordi dijo...

Es que está naciendo en mí la vena friki.

Merece la pena. Me encanta lo emparanoiado que puedes acabar después de verla, y como durante unos ratos estuvo rondándome en la cabeza.

Ahora mi reto es ver otras dos películas de Aronofsky: "Réquiem por un sueño", que no han dejado de recomendármela desde el día que supe de ella por primera vez, y "The fountain", que está por venir.

Ctrl_Alt_Supr dijo...

Pues el caso es que tengo esta pelicula bajada desde hace un porron de tiempo, pero nunca me ha motivado a ponermela... quiza va siendo hora de sacarla de nuevo del maletin de pelis...

Yo si vi Requiem por un sueño y la verdad esque me impacto tanto como me gusto... Es una peli que hay que ver!

Charly dijo...

Yo Requiem por un dsueño la he visto (no sabia ke era el mismo director). Me la habian recomendado tanto y me habian hablado tan bien ke igual me decepciono un poco. En cualkier caso, si ke es una peli para ver. Tambien es un poco paranoia, jeje.

Sus dijo...

Lo pongo aquí por si no miras el post de 'Dies d'agost':

Doy fe que yo también me lo pregunto aún sin ver la película.
Bueno, ya lo comenté... algunos compañeros de la Universidad me comentaron que el tipo se pasa las clases leyendo sus cosas y pasando de los alumnos. Pensando, seguramente, en detalles de sus magníficos guiones como las cosas que penden o los habitantes de los lagos. No sé, si es de cosecha propia, un poco de imaginación tiene.

De todos modos, me intriga saber que era lo que le colgaba. Me suena a africano.

PD: Ir a ver "Juegos Secretos". Bueno, Laura (López, porque Parejo la vió ayer conmigo), ve a ver "Juegos Secretos" o a Patrick Wilson, que viene a ser lo que harás aunque NO QUIERAS.
PD2: Ya está estrenada la nueva de Gondry!

Sobre la peli que interesa en el post... hay que verla. Creo que utilizaron ASA 800 mínimo porque el grano de la película es bestial. La BSO también es buena, aunque me quedo con la de Requiem por un sueño.

Jordi dijo...

Me apunto la de "Juegos Secretos". A la de Gondry sí que le tengo muchas ganas.

A mí lo que me intriga es que un tío que alardea de hacer una película sin guión y con semejante resultado pueda ser profesor de guión...

Yo no sé si quiero saber lo que le colgaba...