domingo, marzo 26, 2006

Tierra y Libertad



Siempre he tenido a Ken Loach por un director inteligente. Capaz de hacer cine social y concienciar a sus espectadores. Capaz de sembrar alabanzas en las grandes citas europeas y de nunca venderse ni renunciar a su personal estilo de hacer películas. Aún recuerdo el dolor y encogimiento con el que salí de la sala donde proyectaban Mi nombre es Joe. Recuerdo también aún fresco el buen sabor de boca después de Sólo un beso. Esos recuerdos me llevaron a Tierra y Libertad (nombre que toma del periódico anarquista fundado en 1888) con más que buenas referencias y bien predispuesto a una nueva experiencia Loach... Buenos deseos que se ahogaron en las aguas turbias del panfletarismo más doliente.

1936. España. Guerra Civil. Levantamiento del general Franco y todo lo que sigue. Un joven inglés (Ian Hart), afiliado al Partido Comunista de su país, viaja a la península con tal de luchar por una causa, por un ideal, por la libertad. Allí se une pronto a un grupo de milicianos del POUM que combaten en el frente de Aragón sin apenas contar con medios para detener el avance de las tropas franquistas. Pronto surgen los vínculos de amistad, los lazos de compañerismo y, como no, el amor encarnado en Blanca, una revolucionaria convencida interpretada por Rosana Pastor. Sobre esta base Tierra y Libertad construye, más que una película, un panfleto de propaganda anarquista que solo sirve como vehículo para las intenciones más que manipuladoras de Ken Loach. La prueba es la total ausencia de rasgos humanizadores en cualquiera de los franquistas capturados por la milicia, la demonización absoluta no solo de estos, sino del ejército republicano con el que el POUM acaba enfrentándose a consecuencia de la escisión ideológica en el bando republicano de estalinistas, comunistas y anarquistas. El momento en que un batallón del ejército obliga a la milicia a abandonar las armas es de un maniqueísmo insólito, insultante, mostrando a un capitán que fuerza hasta lo chirriante su actitud déspota. En otro pasaje de la película, la milicia entra en un pueblo dominado por franquistas. Tras tomar el control, capturan al cura del pueblo y le obligan a confesarse autor de 5 muertes. La marca del rifle en el hombro le delata y acto seguido, en un acto de "justicia" lo llevan a un huerto y lo ejecutan ante la celebración republicana. La escena apesta y se encuentra impregnada de falsa justicia, falsas ansias de libertad y de un sino político que va más allá de cualquier deseo de objetividad por parte de su autor.

El problema es que Tierra y Libertad consta de muy buenas escenas que chocan violentamente con los dos ejemplos anteriormente mostrados. En una de ellas, la siguiente a la ejecución del cura, una asamblea discute el reparto de las tierras. Surge el conflicto cuando uno de los campesinos habla del trabajo de toda una vida que le ha llevado a tener lo que tiene. Los demás le instan a compartir el terreno y poco a poco la discusión se convierte en un interesante debate que pone de manifiesto, desde distintos puntos de vista, los valores, defectos y contradicciones del comunismo con un clima auténticamente democrático en el que predomina la exposición del argumento y donde por una vez, se abandona por completo la exaltación ideológica de que adolece la mayor parte de la película. No es, sin embargo, suficiente. Ya no solo por el problema de usar un film como instrumento político y politizador que siempre muestra una parte interesada de los hechos sin contextualizarlos. El problema va mucho más allá cuando, por desgracia, se trata de una película que ni siquiera alcanza una serie de mínimos técnicos exigibles en el cine contemporáneo. Hablo de hartarme de ver en repetidas ocasiones el micrófono de turno asomándose por la parte superior del plano, hablo de encontrarme en una de las muertes de los milicianos, con las marcas de los disparos en el actor/actriz antes de que estos se hayan producido... detalles que resultan exasperantes a lo largo de dos horas de metraje y que son imperdonables.

Son defectos que resultan desalentadores. Una buena película sobre la Guerra Civil española podría haber profundizado en los hechos sin renunciar a un mensaje, podría haberse centrado más en una adaptación más fidedigna de Homenaje a Cataluña, obra de George Orwell de la que supuestamente parte (el personaje protagonista de David está basado en un amigo del propio Orwell), podría haber renunciado a la sucesión de himnos que resultan chirriantes cuando se imponen como marcha heroica en la batalla que presenciamos en la pantalla, podría haber dado más de sí en la narración del enfrentamiento dentro del mismo bando republicano, podría haber fortalecido con buenos diálogos un guión endeble que vive por y para el mensaje transmitido... Un compendio de aspectos tan desafortunados que me hacen pensar en Tierra y Libertad como una decepción y nunca como un buen y necesario retrato sobre la Guerra Civil que, al fin y al cabo, es lo que me hubiera gustado ver.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Land and Freedom. Reino Unido y España. 1994. 110'.
Director: Ken Loach.
Guión: Jim Allen.
Música: George Fenton.
Fotografía: Barry Ackroyd.
Intérpretes: Ian Hart, Icíar Bollaín, Rosana Pastor, Tom Gilroy, Marc Martínez, Frédéric Pierrot, Sergi Calleja, Raffaele Cantatore, Pascal Demolon, Paul Laverty, Josep Magen, Jürgen Müller, Emili Samper.
Puntuación: 4,5
Para saber más sobre Tierra y Libertad...
http://www.bauleros.org/tierraylibertad.html (una crítica positiva...)
http://www.bloggermania.com/content/view/3252/2/ (...y una negativa)
http://www.labutaca.net/reportaje/elcinedekenloach/ (reportaje sobre el cine de Ken Loach)
http://www.kinoki.org/documental/kenloach.htm (sobre Ken Loach. Ofrece enlaces de descarga de sus películas)
http://www.comohacercine.com/articulo.php?id_art=1151&id_cat=2 (entrevista a Rosana Pastor)
http://cinestrellas.webcindario.com/fichas/pro044.php (sobre Icíar Bollaín)

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno, no he visto la película así que no puedo opinar.

Si estás interesado en conocer de verdad sobre el tema te puedo dejar "Guerra Civil Española" de Hugh Thomas. Un pedazo libro, lejos de ideologías se centra solo en datos y hechos. Y solo tiene 1300 paginas con una letra de lupa, jajaja. Te puedo dejar el primer tomo, que ya voy por el segundo...

Aguiló.

Jordi dijo...

Es un tema interesante... aunque ahora mismo tengo libro, tal vez al acabar te lo pida, si me hago el ánimo (ya vi el tocho cuando estuve en Milán, jeje)...

BlitzKrieg dijo...

Yo aún me estoy leyendo el aracil...

Anónimo dijo...

Pues ese era el tocho de "sólo" 500 páginas. El segundo tomo desanima aún más, es de 800. Yo me he leído un par de libros entre los dos tomos para no saturarme con tanta batalla...

P.D. - Un respeto a Aracil. A pesar de que sea un libro que se lee en una tarde, a mí me parece apasionante, jaja...

P.D. 2- Por cierto, para que me llaméis friki. Últimamente consulto mucho por curiosidades frikis la wikipedia. La verdad es que está muy bien...

Aguiló.

laura dijo...

¿Entonces no la veo, no?

Paul Laverty... ya van dos manchas en el expediente, ¿eh? Si es que unos crían la fama...

Lau.

PD: ¡eh1 Yo también consulto la wikipedia (es putamadre y suele aparecer de las primeras entradas cuando buscas algo en google). Y a veces hasta corrijo cosas mal expresadas (¿a que tú eso no lo haces, friki de tres al cuarto, eh?)

Jordi dijo...

En esta ocasión no le puedes echar la culpa a Paul Laverty, el guionista es Jim Allen. Pero vamos, (para mí) manchón en el expidente de Ken Loach.

laura dijo...

Sí, sí, sí.... pero Paul Laverty también estaba en el proyecto, ¿no?
Anda que no podía haber echao un manita, auqnue igual peor y todo... jajajaja

Anónimo dijo...

Eso de corregir me suena de algo... Diré que no lo hago. Debe ser que algunos no tenemos esa necesidad innata de corregir ;). (y con el guiño se arregla todo, no?)

Por cierto, que Jordi diga que Plan de vuelo es mala, pues lo juntamos con mi idea prefijada y ya no la veo. Pero esta sí que me dan ganas de verla. No sé, hay películas que aunque me digan que son malas sigo queriendo verlas. No se por qué...

Aguiló.

o'fucking-k dijo...

A medias con tu critica.

Evidentemente desde la critica pura y dura d ela técnica cionematográfica..la película es bochornosa... improvisada y se dice que incluso el guión se llegó a improvisar sobre la marcha.

Sobre lo de la manera de plantear el conflicto. Bueno no sé... todos sabemos las inclinaciones de ken Laoch y no creo que an adie le pillara de imprevisto.

Personalmente, me gusto que plantera lap elícula desde las milicias anarquistas y desarrollara la tensión entre comunistas y anarquistas, porque es algo que ha pasado un tanto desapercibido cuando se ha contado la historia de la guerra civil...
Y bueno, no creo que se aplauda todo lo que hicieron los anarquistas. Simplemente plantea el conflicto desde ese prisma y no creo que lo que enseña sea algo muy alejado de lo que realmente sucedió alli.

En todo caso, evidentemente no es un plantemaineot muy imparcial, pero a mi me enseñó bastantes cosas y es con lo que me quedé de esta pelicula.... eso junto a la frase de: que habría pasado si hubieramos ganado aqui?