miércoles, diciembre 06, 2006

Casino Royale



Podría decirse que Casino Royale sigue la línea de inventarse precuelas que tan de moda puso George Lucas hace ya casi 10 años. Pero lejos de la realidad, Casino Royale rescata la novela original de Ian Fleming y nos muestra a Bond en su primera misión como 007. La anécdota no se queda en un simple salto al pasado sino que los productores de la serie han aprovechado para dar a Bond un lavado de cara y alejarse de la línea (errónea para muchos) de Muere otro día.

Lo más sorprendente de este proyecto es que no sea hasta 2006 cuando se estrene, siendo la primera novela de James Bond. La explicación es que los derechos de ésta no estuvieron en manos de la familia Broccoli hasta el año 2000. Si echamos la vista atras encontraremos una comedia de Peter Sellers que hacía uso de los derechos de Casino Royale. Aprovechando la oportunidad de retomar desde sus inicios la serie, se creyó conveniente buscar un nuevo perfil de Bond, que parece encajarle a la perfección a Daniel Craig. Con ello se ha conseguido forjar un Bond menos frío, menos letal y, en cierto modo, más creíble. Por supuesto que para muchos Bond seguirán siendo Connery y Moore, pero ahí ya no me meto.

La trama de Casino Royale se desarrolla con cierta complejidad inicial que mantiene sus puntos de intriga a lo largo de todo el metraje, pero en esencia es una película de acción clásica. Es espectacular y tensa sin necesidad de recurrir al ordenador. Pero principalmente presenta la evolución de un James Bond recién reclutado hasta el espía frío y calculador de las últimas entregas. Se ha hecho mención de que el nuevo Bond es más oscuro, pero creo que sería más correcto decir que se le ha sacado un poco de su halo de deidad, se le ha dado mayor humanidad.

Mención especial merece el hecho de que el film prescinda de paranoias megalómanas como satélites o barcos de camuflaje. Le Chiffre (Mads Mikkelsen) es un villano convincente y realista. Las motivaciones de los personajes son en apariencia digeribles por el cerebro humano. De igual manera es de agradecer que Eva Green, la nueva chica Bond, no se limite prácticamente a lucir palmito y apretar el gatillo, e interprete a un personaje y no un estereotipo. También podremos conocer un poco más de M (nuevamente interpretada por Judi Dench), concretamente cómo es su casa. Pero lo que no podremos saber es nada nuevo de Q, desaparecido en combate al igual que la mayoría de sus artilugios. Y en este caso es una pena dado que me descubro admirador de John Cleese.

La principal pega de Casino Royale es su excesiva duración. Muchas escenas se alargan en exceso como la persecución inicial con espectáculo parkour incluído o escenas del final que, por motivos obvios, no revelaré. Aún así, su director, Martin Campbell, que ya dirigió al espía británico en GoldenEye, consigue mantener un buen nivel de entretenimiento durante la casi totalidad del metraje. Y esto tiene especial mérito (debido en su mayor parte a Ian Fleming) ya que el grueso de la trama se centra en una partida de póker que se celebra en Casino Royale.

Los fans de la serie se verán gratamente sorprendidos por una vuelta al sello que ha llevado James Bond en sus entregas clásicas. Los fans de la acción se verán recompensados por un film que recupera el saber hacer de grandes clásicos como La jungla de cristal, sin necesidad de efectos especiales que acaben devorando la película. Y el niño que pegaba golpes a mi butaca en el cine se queda con un mal de ojo que le he echado.
-----------------------------------------------------------------------------------------------
Casino Royale. Reino Unido, República Checa, Alemania y Estados Unidos. 2006. 144'.
Director: Martin Campbell.
Guión: Neal Purvis, Robert Wade y Paul Haggis; basado en la novela de Ian Flemming.
Montaje: Stuart Baird.
Fotografía: Phil Méheux.
Vestuario: Lindy Hemming.
Producción: Michael G. Wilson y Barbara Broccoli.
Intérpretes: Daniel Craig (James Bond), Eva Green (Vesper Lynd), Mads Mikkelsen (Le Chiffre), Jeffrey Wright (Felix Leiter), Judy Dench (M), Giancarlo Giannini (Mathis), Caterina Murino (Solange), Simon Abkarian (Dimitrios), Jesper Christensen (Sr. White), Ivana Milicevic (Valenka), Tobias Menzies (Villiers), Sébastien Foucan (Mollaka) e Isaac De Bankole (Obanno).
Puntuación: 7
Me llamo Bond, James Bond...
http://www.labutaca.net/films/45/casinoroyale.htm (sobre la peli)
http://www.alohacriticon.com/elcriticon/article3240.html?topic=4 (critica de la peli)
http://www.elmundo.es/elmundo/2005/10/14/cultura/1129290214.html (sobre Daniel Craig)
http://lanegraflor.blogspot.com/2006/11/va-green-sabor-francs-para-vesper-lynd.html (sobre Eva Green)
http://es.wikipedia.org/wiki/Judi_Dench (sobre Judi Dench)
http://es.wikipedia.org/wiki/Ian_Fleming (sobre Ian Flemming)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Como estan los blogs últimamente...

No tengo mucho que decir tampoco. Ni la he visto ni ganas. No me parece que las nuevas pelis de Bond merezcan una entrada de cine. Todas las entregas de los años 90 me parecen catastróficas. Y si este es el director de Goldeneye, peor me lo pones. Quizá por curiosidad me la bajo del emule y la veo en una tarde tonta...
Por otra parte, lo único destacable es que se dé a conocer al gran público a una actriz como Eva Green... Espectacular.

Jordi dijo...

Yo sin embargo no he hecho más que leer buenas críticas de la película, algunas señalándole como la mejor de la serie. Eso y la elección de Daniel Craig como el nuevo Bond me motivan a querer verla, algo que dejó de pasarme ya en la segunda o tercera de Brosnan. Si no hubiera sido así, tras la catástrofe absoluta de "Muere otro día" ni se me hubiera ocurrido bajármela del Emule.

Le daré una oportunidad...

Silver Sack dijo...

He de decir y creo que lo he remarcado en la crítica, que con esta entrega se pretende virar el rumbo tomado por las últimas entregas. Yo recomiendo aunque sea verla por emule ya que no es "otra" de 007.

PD: Aguiló, mira el link que he puesto de Eva Green

Jordi dijo...

Ya la he visto. Varias cosas...

- Me parece una buena elección la del nuevo Bond. Dejamos atrás el tipo excesivamente sofisticado y deshumanizado casi hasta el ridículo que era Pierce Brosnan. Daniel Craig me recuerda a Steve McQueen, y no solo en el parecido. Es un tipo duro, un matón que comete errores cuando se deja llevar por la pasión (buenos ejemplos son la partida de poker que pierde o la escena inicial en la embajada). En este sentido, me apunto a los que le señalan como un Bond más oscuro, lo que no es incompatible con humano.
Es verdad se intenta hacer una aproximación más humana, conocer un poco más quién es Bond y abordarlo sentimentalmente, pero me dio la impresión de que esto no queda bien resuelto en la película.

- La chica Bond ya no es una chica florero. Es una chica a la que tiene que ganarse su corazón, no a la que seduce en una escena con alguna genialidad y en la siguiente ya le está echando un kiki. Así que por ese lado, bravo por Casino Royale.

- Hemos dejado atrás coches invisibles y rayos solares hiperdestructivos lanzados desde un satélite. Menos mal. No digo que aquí todo sea creíble, porque eso es algo que ni puedo ni quiero pedirle a una película de James Bond. Pero otra cosa es la tomadura de pelo, que significaban películas como "Muere otro día", un espanto de cuidado.

- Hay escenas de poker en las que se vive una cierta tensión. Quizá no explota todo lo que pudiera este aspecto, pero desde luego sale ganando frente a sus predecesoras. Y si no, acuérdate de escenas como la lección de esgrima de Madonna...

En resumen, que tiene las suficientes virtudes para ser una más que correcta película de entretenimiento, que es a lo que aspiran las películas de Bond. Esta, lo consigue. Quizás pudiera reprocharle la confusión de la trama en algún que otro punto y un cierto alargamiento de la misma en el último tramo de la película. Pero las sensaciones finales son buenas.

Yo le doy un 6,5.