miércoles, mayo 23, 2007

Oldboy



"Ríe y el mundo entero reirá contigo, llora y llorarás solo". Oldboy es la segunda película de la "trilogía de la venganza" de Chang-wook Park, precedida por Sympathy for Mr. Vengeance y proseguida con Sympathy for Lady Vengeance; pero sin duda más conocida que sus hermanas y punta de lanza del éxito del nuevo cine coreano.

El éxito cosechado por Oldboy en tierras ajenas hizo de Park un director a seguir, interesante desde el momento que contaba una historia rabiosamente original: un padre de familia nada ejemplar que es secuestrado y pasa 15 años en una habitación sin conocer los motivos de su encierro. El día que es liberado, empieza a sospechar que ha sido víctima de algo más que un simple secuestro, y pronto se le comunicará que dispone de cinco días para averiguar cuál fue el motivo de la prolongada e inhumana reclusión. Park sorprendió con una película que, pese a parecer un fenómeno aislado, sirvió como cabeza visible de la revalorización de la cinematografía coreana que se confirmó con la savia nueva de realizadores como Bong Joon-ho (Memories of Murder, The Host) o el prestigio consolidado de Kim Ki-duk (El arco, Primavera, Verano, Otoño, Invierno...).

Pese a formar parte de esa nómina, el peculiar estilo de Park y su Oldboy nada tienen que ver con el de sus compatriotas. Retorcida, furiosa e intensa como pocas, narra su particular historia de venganza sin dejar de desconcertar al espectador. El montaje de Oldboy resulta en un principio confuso e incluso por momentos molesto, pero su narración fragmentada se acaba consolidando como manera más que válida de contar la historia cuando las piezas empiezan a encajar. Cuando Park destapa sus cartas, lo que queda al descubierto ha dejado de ser una brutal venganza para convertirse en un retorcida e incluso macabra historia de amor por partida doble. Ahora bien, esa incomodidad presente no sólo es culpa de ese guión sin tapujos sino también de una serie de ubicaciones que favorecen los espacios cerrados y los ambientes cargados. La muestra más evidente es la escena más famosa de la película: Oh Dae-su (Choi Min-sik) abriéndose paso con un martillo a través de un pasillo lleno de esbirros de Lee Woo-jin (Ju Yi-tae).



Renunciando a vistosas escenas de artes marciales, Park cuenta con un héroe que nunca mereció el apelativo y que sigue sin merecerlo al acabar la película, que apenas sabe pelear y que disfruta arrancando los dientes con su martillo a un enemigo. La historia de Oldboy queda lejos de ser la redención de ese personaje, sino la brutalidad de su venganza a la que precede la no menos increíble venganza de su enemigo. Y ahí se encuentra el punto débil de Oldboy: el motivo iniciático de esa venganza no es lo suficientemente sólido ni convincente para justificar todo lo posterior (y anterior en la película). Pero tampoco impide quedar en los créditos patidifuso ante toda la arrolladora fuerza visual que ha logrado algún momento memorable (el primer plano girando alrededor de un Woo-jin que abraza a Dae-su mientras pone la pistola sobre la sien de su enemigo). Pocas veces una venganza tan cruda supo tan bien.
-------------------------------------------------------------------------------------
Oldboy. Corea del Sur. 2003. 120'.
Director: Park Chan-wook.
Guión: Hwang Jo-yung, Lim Joon-hyung y Park Chan-wook; basado en una historia original de Tsuchiya Garon y Minegishi Nobuaki.
Música: Cho Young-wuk.
Fotografía: Jung Jung-hoon.
Montaje: Kim Sang-bum.
Vestuario: Cho Sang-kyung.
Producción: Kim Dong-joo.
Diseño de producción: Yoo Seong-hee.
Intérpretes: Choi Min-sik (Oh Dae-su), Woo Ji-tae (Lee Woo-jin), Gang Hye-jung (Mido), Chi Dae-han (No Joo-hwan), Oh Dal-su (Park Cheol-woong), Kim Byoung-ok (Sr. Han), Lee Seung-shin (Yoo Hyung-ja), Yoon Jin-seo (Lee Soo-ah), Lee Dae-yun (Mendigo), Oh Gwang-rok (Suicida).
Puntuación: 8
Busca la venganza en los siguientes links...
http://www.labutaca.net/films/29/oldboy.htm (sobre la peli)
http://www.miradas.net/2005/n34/criticas/01_oldboy.html (crítica de la peli)
http://es.wikipedia.org/wiki/Chan-Wook_Park (sobre Park chan-wook)
http://www.cinencuentro.com/2006/04/25/entrevista-con-chan-wook-park/ (entrevista a Chan-Wook Park)
http://ellamentodeportnoy.blogspot.com/2006/05/triloga-de-la-venganza-chan-wook-park.html (sobre la trilogía de la venganza)

5 comentarios:

BlitzKrieg dijo...

No la he visto, pero la segunda foto mola y me suena.

Aprovecho para decir que anoche vi Hostel, una de las películas más asquerosas que he visto últimamente. Me puse a verla sólo porque iba de "mochileros" que desde Amsterdam viajaban a Bratislava... Al final no reconocí na. La guía pre-guerra fría del canario dio sus frutos... ni siquiera nos llevó al hostal de la película... Impresionante.

Jordi dijo...

Pues pronto viene la 2... Una de esas películas sádicas que están de moda (trología "Saw", "las dos de Hostel" y pronto viene "Los ojos del mal") y cuyo aliciente es ver mutilaciones y torturas. Nunca he acabado de entender qué atractivo se puede encontrar en esas películas.

Anónimo dijo...

Ctrl_Alt_Supr:

Sobre Old Boy, a mi me encanto, sobre todo el giro del final donde el vengador es victima de una venganza desde el principio y el sin saberlo! fijate tu..

Sobre Hostel, recuerdo q la vi en el cine... pensando que era de miedo, pero no pare de reirme en la sala, la gente me miraba... pero es xq creo que iban todos con mi chip inicial, pero si te la tomas como peli de serie B mala, tiene su gracia, eso si... la 2ª no recaudara dinero de mi cartera

Jordi dijo...

No me diréis que trología no mola más que trilogía...

Sí, el giro argumental es sorprendente, como toda la película en sí. Además consigue un constante ambiente surrealista que me encanta, con algunas escenas totalmente paranoicas como la de la hormiga gigante en el metro.

andres dijo...

Al ver old boy me di cuenta que para ver una pelicula buena, no tiene que ser necesariamente una pelicula Holliwudense. Es para mi gusto una excelente pelicula, con una trama novedosa y que envueve al los expectadores en un ambiente de curiosidad en la historia y con un desenlace que en lo personal me sorprendio enormemente.