miércoles, mayo 16, 2007

Una verdad incómoda



Sobre el acaecimiento de la catástrofe natural que en poco tiempo asolará nuestro planeta, sobre los cambios que el tiempo experimenta y los porqués, sobre el punto crítico y de no retorno al que llega el cambio climático... Al Gore lleva tiempo avisando de los peligros y consecuencias de la emanación de dióxido a nuestra atmósfera, repitiendo la misma conferencia en tantos lugares como su nombre y reputación de ex vicepresidente le permiten alcanzar. Una verdad incómoda es la plasmación casi intacta de esa conferencia en la pantalla con la intención de potenciar y multiplicar el discurso medioambiental del señor Gore.

Por tanto, Una verdad incómoda entra dentro del terreno del documental "necesario", aquel que con tácticas más o menos eficaces y retórica más o menos brillante convence al público de que es necesaria una concienciación inmediata y una actuación contundente respecto a este problema. Aquí el camino más directo para conseguirlo es dejar como protagonista a una figura popular, con capacidad para amplificar la llamada de urgencia y con retórica lo suficientemente ágil y brillante para que una conferencia filmada no resulte de lo más soporífero. Al Gore cumple sobradamente esas dos premisas y se ve apoyado por otras características que hacen de Una verdad incómoda un ejercicio amenamente didáctico: la interacción con gráficos, dibujos, videos y comparativas lo suficientemente sencillas y clarividentes para hacer de su conferencia medioambiental una lección para todos los públicos.
Con esas directrices Gore cumple sus objetivos y crea una concienciación en el espectador que no puede ser sino positiva a todas luces. Ahora bien, eso no significa que la retórica y construcción del discurso de Gore a lo largo de la algo más de hora y media que dura Una verdad incómoda, no oculte una molesta sensación de autocomplacencia que se hace palpable cuando en su afán por entretener, Gore deja de ser profesor para adoptar el papel de showman: cuanta algún chiste con más o menos fortuna, suelta alguna puya directa al partido republicano y luego prosigue con su discurso.

Esto plantea la llamativa controversia de que, mientras Una verdad incómoda nos entretiene y hace preocupar respecto al nefasto panorama que se planta ante nuestros ojos, la ocasión la pinta calva para que Al Gore deje caer sentencias electoralistas y cuele algún fragmento o video de dudoso carácter pedagógico (el video de la rana desentona con el resto).
En su afán por hacer más liviana su visualización, sus responsables alternan con la conferencia fragmentos en los que se muestra a su protagonista viajando por el mundo o recordando su infancia: pasamos de analizar el crítico ascenso de las temperaturas en la tierra a que nos cuente Gore como siendo pequeño volcó el coche familiar o crió un toro en su rancho (con su correspondiente musiquilla sentimental como banda sonora). Detalles seguramente entrañables para el señor ex presidente, pero de nulo interés dramático para el público que presencia un documental/conferencia, y no una mirada interior del protagonista de un drama familiar. Lo innecesario de algunos pasajes no quitan el enorme carácter instructivo de Una verdad incómoda, pero le deja por debajo de otros modelos de documental que huyendo de toda pretensión lograban enmudecer al espectador por su brutal sinceridad y terrible realidad expuesta (La pesadilla de Darwin). A Gore le sobra eficacia del discurso (lo remata brillantemente) y a la película, las historias particulares de Gore, tan incómodas como la verdad que el título sugiere.
-----------------------------------------------------------------------------------
An inconvenient truth. Estados Unidos. 2006. 96'.
Director: Davis Guggenheim.
Música: Michael Brook.
Montaje: Jay Cassidy y Swietlik.
Producción: Laurie David, Lawrence Bender y Scott Z. Burns.
Intérpretes: Al Gore.
Puntuación: 6
Más sobre esa verdad incómoda...
http://www.labutaca.net/films/43/unaverdadincomoda.htm (sobre la peli)
http://es.wikipedia.org/wiki/Al_Gore (sobre Al Gore)
http://www.elmundo.es/elmundo/2006/10/26/ciencia/1161878605.html (artículo sobre la peli y algunos de los peligros expuestos en ella)
http://www.elpais.com/articulo/portada/profeta/cambio/climatico/elpeputec/20060625elpepspor_1/Tes (entrevista a Al Gore)
http://www.verdadincomoda.net/ (página web España)
http://www.climatecrisis.net/ (página web E.E.U.U.)
http://www.climnet.org/publicawareness/spanishintro.htm (qué hacer para evitar el cambio climático)

2 comentarios:

J. P. Bango dijo...

Le falta "punch" y le sobre complacencia, pero sigue siendo una obra necesaria y severamente imprescindible... en estos días inciertos.

Un saludo cinéfilo, camarada.

Jordi dijo...

Tal como tú has dicho. Imprescindible, porque nos pone en alerta sobre algo cuya magnitud ni llegamos a adivinar, aunque desde luego diste mucho de ser un documental perfecto.

Saludos y bienvenido.