martes, julio 14, 2009

V.O.S.


Gay renuncia a los resortes del bigger than life como renuncia a hacer su particular Ocho y medio, dejando a un lado la figura del autor, aquí representada en Ander (Andrés Herrera), y acercándose con teatralidad e ironía autoconscientes a las relaciones establecidas entre los miembros de dos parejas que son centro y sustento del relato. V.O.S. es una comedia en todo momento desnuda, en todo momento confesante de sus mecanismos (bien puede aparecer una autocrítica sobre una escena recién vista o adelantarse un final al espectador), que homenajea a Woody Allen y lanza un guiño a Friends. En un momento dado, sus personajes incluso se dirigirán a la platea para sabotear la última frontera de la ficción, como retoños de Arnaud Desplechin haciéndonos cómplices inesperados de sus confidencias. Pero más allá de la necesariamente pretenciosa estructura, de lo inevitablemente aparatoso que exigen tales sabotajes, V.O.S. no esconde más que una comedia romántica al uso.

Leer crítica completa en La Butaca

1 comentario:

Albert {in itinere} dijo...

Estoy de acuerdo con tu crítica, aunque la verdad es que me hizo pasar un rato entretenido, que hoy en dia, ya es mucho...